lunes, 25 de febrero de 2013

Cae la inversión en maquinaria


El mercado de la maquinaria agrícola tuvo un año 2012 con una caída del 15% medido en dólares totales de inversión, respecto al año 2011, que fue el año récord de venta de maquinaria agrícola en millones de dólares (1.450 M/U$S). Según el INTA, la sequía del año 2012 explica la disminución a 1.250/1.300 M/U$S.
El rubro de maquinaria más perjudicado fue sembradoras, le siguió cosechadoras y equipos para cosecha de granos. Estuvieron menos afectados los equipos de forrajes conservados, pulverizadoras y tractores, pero perjudicados al fin porque la sequía de la pasada campaña afectó principalmente las ganancias y la capacidad de compra de los contratistas y productores genuinos que son los que adquieren el 70% de las máquinas.
“Las oportunas medidas crediticias implementadas por el gobierno con la Banca Oficial de otorgamiento de créditos con tasas subsidiadas y las medidas de presión a la Banca Privada para que concedan créditos a tasas rebajadas fueron fundamentales para movilizar el mercado, permitiendo que los fabricantes con mucho esfuerzo pasaran el 2012 sin provocar despidos de personal obrero”, dicen desde el INTA.
El ingreso por mayor producción con buenos precios significa incremento de ganancias y eso aumenta la capacidad de compra, existiendo además una necesidad creciente de recambio de maquinaria, ya que las mismas tienen obsolescencia por desgaste o por antigüedad o envejecimiento tecnológico.
Las máquinas de los últimos 5 años son mucho más eficientes porque tienen más electrónica, más automatismo de regulación y adaptación a las condiciones cambiantes de suelo y clima, son más autoguiadas, más inteligentes para adaptarse a las exigencias de correcciones satelitales y señales de celulares conectados en tiempo real a la web, Una máquina de 5 años puede estar en buenas condiciones pero para la demanda o el mercado es tecnológicamente vieja y requiere un cambio por máquinas para una agricultura y ganadería de precisión (esto indica también una fuerte depreciación del mercado de máquinas usadas).
O sea que con la aparición de los recursos genuinos y buenos créditos, los productores genuinos y los contratistas demandarán máquinas innovadoras y el mercado se reactivará en el 2013. En noviembre-diciembre de 2012 ya se comenzó a mover positivamente el mercado en función de los buenos precios de los comodities que en esos meses fueron casi récord.
El mercado de la maquinaria agrícola tiene un alto impacto social porque ocupa a 90.000 puestos de trabajo en el país y constituye así el sostén laboral de muchos pueblos y ciudades del interior, por eso es necesaria y tan importante su pronta reactivación, que se concretará en el 2013.
La mejora de la productividad y producción es por ahora potencial, los cultivos tienen que terminar bien el ciclo reproductivo, poder cosecharlos normalmente, venderlos y recién aparecerán los recursos genuinos. Por eso es estratégica la existencia de buenos créditos como los que están saliendo, porque la plata genuina demorará hasta mayo, junio, julio, o agosto en algunos casos, y las máquinas no se pueden fabricar e importar todas de golpe. Además, esta política de créditos que está empezando a implementarse para el sector permitirá adelantar la recuperación agrometalmecánica y evitar la pérdida de puestos de trabajo.
En la próxima edición de Expoagro (marzo de 2013) venderá el fabricante que disponga de buena financiación propia o en convenio con bancos; claro está que la mayoría de la gente no espera las grandes exposiciones para comprar, hoy las novedades están en internet y los precios también se pueden conocer. Pero existe una buena parte del mercado que quiere ver, tocar y hablar con el asesor, y por ese motivo espera la expo y algunos hasta quieren verla funcionar en las dinámicas a campo para tomar decisiones.
FUENTE: INTA.-

0 comentarios:

Publicar un comentario