miércoles, 20 de febrero de 2013

Carencias de los micronutrientes en cultivos. Deficiencias de MANGANESO (Mn)


El manganeso es un componente esencial en diversos procesos vitales para la planta como la fotosíntesis, ciertas rutas metabólicas y la reducción de los nitratos.
Carencia de manganeso en tomate
EL pH del suelo es muy importante. Un pH ácido favorece la solubilidad y posterior absorción del manganeso por la planta. Sin embargo si el suelo presenta un pH básico pueden producirse deficiencias de manganeso en las plantas.
 
Otras condiciones bajo las que el suelo puede presentar deficiencias en manganeso son:
  • Suelos turbosos u orgánicos poco densos sobre subsuelos calizos.
  • Suelos calizos mal drenados, ricos en materia orgánica.
  • Suelos muy aireados.
  • Suelos ricos en hierro. Se produce un antagonismo entre el manganeso y el hierro.
  • Estación seca o con escasa intensidad luminosa y temperatura del suelo baja.

Síntomas de carencia de manganeso
La carencia de manganeso en la planta produce un tipo de síntomas que varían de unas especies de plantas a otras. Pueden aparecen puntos amarillos sobre las hojas (dicotiledóneas) o puntos de color gris verdoso en la base de las hojas, con disminución de la turgescencia que, en una fase avanzada de la enfermedad, produce que la parte superior de la hoja se doble hacia el centro (monocotiledóneas).

La deficiencia se muestra primero en las hojas viejas, que se manifiesta por una decoloración amarillenta internervial que se mueve hacia el borde de la lámina, de las hojas inferiores a las superiores.
Carencia de manganeso en cítricos


Correcciones de deficiencias
En la corrección de las deficiencias de manganeso, las aplicaciones al suelo son poco efectivas, ya que un fertilizante con manganeso soluble, se transforma rápidamente después de su aplicación al suelo, en formas poco asimilables.

La aplicación foliar es el procedimiento más eficaz para corregir las deficiencias de manganeso. Las formas de manganeso quelatadas son las que mejor resultado dan y dosis de aplicación relativamente bajas, tienen frecuentemente la misma eficacia que dosis mucho más elevadas aplicadas al suelo. En árboles frutales son especialmente importantes las aplicaciones foliares para corregir las deficiencias de manganeso.

Los quelatos utilizados son quelatos de Mn (II), que es la forma de manganeso asimilable por las plantas.

La diferencia de esta deficiencia con la de K, es que esta última se mueve a la inversa, desde el borde de la hoja hacia el interior.

0 comentarios:

Publicar un comentario