jueves, 21 de febrero de 2013

El cultivo del Granado


El origen del granado se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya; es considerado uno de los frutales más cultivados desde tiempos más remotos por lo que existe una gran diversidad genética.

EL CULTIVO DEL GRANADO
The pomegranate growing



1. Taxonomía y origen
2. Importancia económica y distribución geográfica
3. Morfología 
4. Requerimientos Edafoclimáticos
4.1. Clima
4.2. Suelo
5. Propagación 
6. Material vegetal 
7. Técnicas de cultivo
7.1. Plantación 
7.2. Riego
7.3. Fertilización
7.4. Malas Hierbas
7.5. Poda
7.6. Aclareo 
8. Plagas Y Enfermedades
8.1. Plagas
8.2. Enfermedades
9. Fisiopatías
10. Recolección
11. Calidad
12. Postcosecha
13. Valor Nutricional
14. Aplicaciones 



1. TAXONOMÍA Y ORIGEN



Sugerencia Infoagro

FamiliaPunicaceae
GéneroPunica
EspecieP. granatum
Nombre CientíficoPunica granatum



El origen del granado se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya; es considerado uno de los frutales más cultivados desde tiempos más remotos por lo que existe una gran diversidad genética como consecuencia de su propagación por semillas que germinan con facilidad. Se introdujo hace mucho tiempo en la región mediterránea, se supone que los cartagineses llevaron la planta al sur de Europa.



Teofrasto describió este árbol alrededor del año 300 a.C. y Plinio se refirió a él como uno de los frutales más valiosos.



Actualmente este árbol se encuentra naturalizado en la región del Mediterráneo, Sudamérica y sur de Estados Unidos.



2. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA 


La importancia económica del granado en España es muy notable, ya que es uno de los principales países productores de granado del mundo, cuyos frutos además de abastecer al mercado interior, se exporta al centroeuropeo, pues es el mayor productor y exportador europeo; haciendo el cultivo más o menos rentable.



Actualmente la superficie de granado en España supera las 2.500 ha, con una producción próxima a las 20.000 t. Esta producción se concentra en la provincia de Alicante principalmente.



Se trata de un frutal alternativo para muchas zonas, especialmente donde las malas condiciones del suelo o la escasa calidad del agua de riego impiden la explotación rentable de otros frutales; ello no implica que si el granado se cultiva en mejores condiciones los resultados obtenidos no sean buenos. Sin embargo, estas características no deben llevarnos a confusión pues en realidad el cultivo del granado presenta una problemática específica que debe ser considerada para obtener frutos de calidad y cosechas abundantes. 



En España es frecuente que el granado se asocie a otros frutales como la higuera y la palmera datilera, ocupando la mayoría de las veces los peores terrenos.



La comercialización de la granada como producto de cuarta gama y su uso en la fabricación de mermeladas, jaleas, confituras, zumos, etc., están adquiriendo cada día mayor interés.



3. MORFOLOGÍA 







- Pequeño árbol caducifolio, a veces con porte arbustivo, de 3 a 8m, con el tronco retorcido. Madera dura y corteza escamosa de color grisáceo. 
- Tallos: Cuadrangulares o angostos y de cuatro alas que posteriormente se vuelven redondos con corteza de color café grisáceo. Especialmente las ramas pequeñas axilares son en forma de espina o terminan en una aguda espina.
- Hojas: Oblongas y simples de color verde brillante con peciolo corto y ligeramente correosas. Nacen opuestas o casi opuestas sobre las ramas o bien agrupadas. Tienen un nectario apical que segrega azúcares; las estípulas son rudimentarias y difíciles de apreciar. 
- Flores: hermafroditas, solitarias o reunidas en grupos de 2-5 al final de las ramas nuevas y de 3-4 cm de diámetro. Son grandes y de color rojo brillante y lustrosas, acampanadas, subsentadas, con 5-8 pétalos y sépalos, persistiendo el cáliz en el fruto. 
En algunas variedades las flores son abigarradas e incluso matizadas en blanco. Florece en mayo-julio, aunque algunas variedades lo hacen más tarde. 
- Fruto: baya globosa denominada balausta, de color rojo brillante, verde amarillento, o blanquizco, rara vez violeta, cuando madura, estando coronado por el cáliz, de 5-8 cm de diámetro, lleno de semillas y cuenta con una cáscara coriácea.
Las semillas son angulares y duras por dentro, la capa externa de la testa está cubierta por una capa delgada o pulpa jugosa, roja, rosa o blanco amarillenta, astringente, subácida o ácida.

4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS 

4.1. Clima 

El clima que más conviene al granado es el clima subtropical e incluso el tropical por lo que en estas condiciones climáticas es donde se consiguen los frutos de más calidad. En estas latitudes coincide el período de temperaturas elevadas con el de maduración del fruto del granado.



- Temperatura: El óptimo de temperatura para el granado se encuentra entre los 18-25ºC prefiriendo un clima caluroso antes que un clima frío. Por lo general, como todos los frutales subtropicales o tropicales, no resisten el frío pero dentro de este género existen algunas especies que pueden llegar a soportar los -15ºC. Las heladas causan más daños cuanto más tardías son. 


- Iluminación: Se debe garantizar una buena iluminación que permita a los frutos desarrollar plenamente su coloración. Por tanto, prefiere lugares soleados y protegidos de los vientos. 

4.2. Suelo 

El granado no es exigente en suelo pero en suelos arcillosos o compactos no crece. Sin embargo, da mejores resultados en suelos profundos; le conviene las tierras de aluvión. Los terrenos alcalinos le son favorables; incluso los excesos de humedad favorecen su desarrollo. El suelo ideal debe ser ligero, permeable, profundo y fresco. Le es indiferente la alcalinidad o acidez del suelo. En estas condiciones es cuando sus frutos son de máxima calidad.



Es tolerante a la sequía, a la salinidad, a la clorosis férrica y a caliza activa. En tierras de secano, la sequía en el momento de la floración puede provocar la caída de la flor y reducir la cosecha al mínimo. En las tierras de regadío, sus necesidades hídricas son muy reducidas, y de abusar de los riegos poco antes de entrar el fruto en envero puede ser causa de su agrietamiento.



5. PROPAGACIÓN 


La propagación del granado se hace por semilla, por estaca, por acodo, por retoño del pie del árbol y por injerto.



Propagación por semilla.



El semillero tiene lugar en primavera, en vivero, con la semilla recolectada el mismo año. Hay que elegir para esta operación los granos de las variedades de frutos ácidos y de maduración tardía. Estas variedades son más rústicas que las de frutos dulces.



Aunque las semillas del granado germinan fácilmente y sin gran retraso, este modo de multiplicación es poco usado y no se recomienda debido al largo tiempo que necesita y no todas las variedades se adaptan al mismo.



Propagación vegetativa.



La estaca es la forma de multiplicación más empleada en granado. Es estaquillado es simple y da buenos resultados. En febrero o marzo se cortan las estaquillas de 20 a 25 cm de longitud y de 0,50 cm de grueso. Se ponen en vivero, de tal manera que quede solamente una yema encima de la tierra, todas las demás quedarán enterradas. Las estaquillas enraízan fácil y rápidamente, y a la primavera siguiente ya podrán transplantarse, aunque se recomienda dejarlas en el vivero durante dos temporadas.



A veces las estaquillas se cortan en otoño, se conservan en arena durante el invierno y en primavera se ponen en el vivero. Con ello se consigue promover un mayor vigor y un crecimiento de la parte aérea pero en detrimento de las raíces, que quedan menos desarrolladas.



El acodo se emplea raramente, siendo en acodo simple y en acodo en cepa.



La multiplicación por retoño del pie del árbol es bastante fácil de obtener, ya que el granado la produce en abundancia.



Al año siguiente de la plantación se realiza el injerto. La época idónea es desde mediados de abril hasta junio. En el granado se hace normalmente el injerto de chapa. Se toman dos yemas con un poco de corteza de una vareta de la variedad a injertar. En el patrón se abre una ventana con solapa única o doble; se coloca la chapa con las dos yemas y se ata con una rafia, pudiendo quedar las yemas incluso tapadas. A los 15 o 20 días se corta la rafia y se quita la corteza o solapa, dejando las dos yemas vistas. 


6. MATERIAL VEGETAL 

La diversidad genotípica de la especie es muy grande. Los procesos de selección son realtivamente recientes. 

Las características exigibles al granado:
- Productividad.
- Escaso número de flores estaminadas.
- Periodo de floración y recolección agrupados.
- Frutos con pocas semillas.
- Con pequeños ramos anticipados.
- De vigor medio-alto.
- Elevada superficie foliar. 



Los patrones se clasifican en:

Agrios: los frutos obtenidos son agrios; se trata del patrón más valorado por los agricultor.
Bordes: se utilizan como variedades habitualmente: procedente del estaquillado de las sierpes emitidos por el granado, que se corta a ras de suelo.
Dulces.



Requisitos exigibles a los patrones de granado: 

- Resistencia a la sequía y a la salinidad.
- Tolerante a la asfixia radicular y a la caliza activa.
- Resistencia a nemátodos.
- Capacidad de enraizamiento elevada.
- Escasa producción de sierpes.



Hay tres tipos de granados que se cultivan:

- Granado común de frutos dulces.
- Granado agrio. Cuyas flores se emplean en ornamentación.
- Granado de frutos sin pepita. Esta variedad se produce en Oriente Medio.



Comercialmente destacan las siguientes variedades:



Mollar de Elche. Árbol muy vigoroso, de rápido desarrollo, fruto de tamaño grande, grano grueso, rojo oscuro y pepitilla (semilla) muy reducida y blanda. madura entre octubre y noviembre. Es de mayor calidad, de mayor calibre y más productiva que las del grupo de las Valencianas; presenta importantes pérdidas por abardado de frutos, mayor posibilidad de rajado y de ataque de plagas. La variedad que más se cultiva es Mollar Elche.



Mollar valenciana. Árbol vigoroso, fruto de tamaño grande, forma redondeada y aplanada, granado grueso y pepitilla muy reducida. Se caracteriza por ser de recolección temprana. Los precios de venta suelen ser significativamente más elevados, debido a la escasez de producto en la época de recolección.



Wonderful. Una variedad de las más cultivadas a nivel mundial. Presenta semillas agridulces, con piñón duro, de color rojo atractivo siendo utilizable para su uso industrial, no fresco. Productividad relativamente baja.



- Clones autóctonos del Sureste español: PTO1, PTO7, CRO1 y ME14.



7. TÉCNICAS DE CULTIVO 



7.1. Plantación


La mejor época de plantación es la primavera, concretamente entre febrero y marzo, en el estado de plantón de dos años.



Primero se hace una labor profunda de unos 50 cm para airear el terreno donde se va a efectuar la plantación, manteniendo al mismo tiempo la humedad del suelo. Más tarde se añade estiércol con una fresadora.



El marco tradicional es de 6 x 4, pero en las nuevas plantaciones se tiende a marcos de 4 x 2 metros.



Una vez marcado el terreno, se hacen hoyos con una profundidad aproximada de 40 cm y en cada uno se coloca un patrón, arrancado el día anterior del plantel o vivero, y además con la raíz desnuda. Antes de colocarlo en el hoyo se poda la parte superior para equilibrar las dos partes. 



7.2. Riego


Durante los primeros años de cultivo hasta la entrada en plena producción se riega por surcos con dotaciones de 600 a 800 m3/ha. Cuando el árbol entra en plena producción, a los 6 o 7 años de edad después del injerto, el riego a manta o por inundación es el más empleado (con una dosis de 900 a 1200 m3/ha), en este caso se suele dar una labor tras cada riego, aportando con anterioridad los fertilizantes. Normalmente se dan cuatro riegos a lo largo de todo el año. En las plantaciones modernas se emplea el riego por goteo con un caudal de 4 litros/hora.



Los riegos deben suprimirse por completo a partir de la entrada del fruto en envero para evitar posibles agrietamientos en la corteza del fruto, que los depreciarán para el mercado.



7.3. Fertilización


El granado no es muy exigente en cuanto al abonado; a la caída de la hoja es el momento óptimo para aportar abonos fosfatados y potásicos, y en el momento de entrar en vegetación, los nitrogenados en fórmulas equilibradas.



Las necesidades medias en elementos fertilizantes, para una producción próxima a los 30.000 kg/ha y año:

- 216 U.F. de N.
- 150 U.F. de P2O5.
- 416 U.F. K20.



Los aportes de materia orgánica son muy empleados en las zonas tradicionales de cultivo.



Se suelen realizar aportaciones de quelatos de hierro en el caso de tener suelos con elevado contenido en caliza activa y salinidad.



- Hay que tener en cuenta que un exceso de nitrógeno en árboles jóvenes, suele ser perjudicial, ya que provoca formaciones muy largas y débiles, que por su propio peso pueden quedar arqueadas en exceso, y en otras ocasiones puede producir incluso la rotura del nuevo ramo. Además, si el exceso de nitrógeno va acompañado de desequilibrios hídricos puede incrementar el rajado de los frutos antes de la época de madurez. También puede influir negativamente en el desarrollo del color.



- En árboles con poca cosecha, un abonado nitrogenado excesivo provoca un incremento del crecimiento vegetativo, llegando incluso a reducir la cosecha del año siguiente.



- El potasio ejerce un efecto favorable en la disminución del rajado de los frutos.



7.4. Malas hierbas


La primera labor de cultivo se hace en los meses de invierno, normalmente en enero, con el cultivador, para obtener un suelo más esponjoso, cuyo objetivo es la eliminación de las malas hierbas y la preparación del terreno para el riego. A veces se da una pasada con la fresadora para enterrar el estiércol y los abonos que se incorporan al terreno.



En primavera se realizan pasadas con el motocultor para eliminar malas hierbas y conseguir una mejor evapotranspiración. También se utilizan herbicidas.



Cada vez son menos necesarias estas actividades debido a la introducción del riego por goteo.



7.5. Poda


Poda de formación.



Partimos de un plantón del cual se han eliminado las yemas del tronco hasta una altura de unos 50 cm del suelo. Previamente se han elegido 2 o 3 yemas para que desarrollen sus ramas y éstas al crecer, den al granado la forma de vaso.



El árbol produce brotes y chupones verticales en el centro de la copa y brotes en la base, que deberán ser eliminados para favorecer el desarrollo del árbol y de los frutos.



- Poda de fructificación.



Consiste en un simple aclareo de ramas que se entrecruzan a causa de la gran cantidad que aparecen cada año. También se cortan los brotes crecidos ese año, si no hay la necesidad de suprimir alguna rama rota o atacada por barrena. En este caso habría que elegir uno de los brotes que por su posición puedan sustituir la rama rota o enferma. Esta poda pretende aumentar la producción, favoreciendo que el árbol no sólo fructifique en la periferia y mejorando la calidad de la fruta. 



Poda de rejuvenecimiento.



Con esta poda se consigue el rejuvenecimiento del granado. Se practica cuando se observa que baja la producción hasta conseguir una renovación total de las ramas. Por lo general, no debería ser más de 3 años. Por esta razón cada año se le va quitando 1/3 de la madera vieja al frutal. 



Eliminación de brotes y chupones.



El granado debido a su gran vigor, desarrolla alrededor de su tronco muchos brotes e hijuelos que deben ser eliminados cuando aparezcan, no dejando que aumenten de grosor, ya que son brotes improductivos y consumidores de savia.



Poda en verde.



Se realiza de junio-julio para mejorar la iluminación de los frutos que mejorará su coloración, reducirá costes de poda de invierno, mejorará la aplicación fitosanitaria, eliminará la competencia de nutrientes,... 



7.6. Aclareo



Es imprescindible para obtener frutos de calidad, tiene como finalidad eliminar los frutos que puedan estar afectados por el sol, ya que si éste les da directamente se ensolanan, pierden sabor y por lo tanto valor comercial, por lo que conviene eliminarlos y ahorrarle al árbol su crecimiento. Con el aclareo de frutos también se controla su tamaño ya que si dejamos un gran número de granadas formando pomos se obtienen frutos de pequeño tamaño y menos comerciales. Normalmente se dejan una o dos granadas por pomo. El aclareo suele ser manual, después del cuajado durante el mes de julio y se suelen dar dos pasadas, con un intervalo entre ambas de 20-25 días.



8. PLAGAS Y ENFERMEDADES


8.1. Plagas

- Barrena (Zeuzera pyrina)
Los daños que produce al granado son perforaciones del tronco, formando galerías que llegan al cilindro central e incluso provoca la muerte del árbol. Su tratamiento se realiza en invierno (diciembre, enero) con aceites fosforados.



- Barreneta o barrenillo (Anisandrus dispar).

Son pequeños insectos que excavan galerías en la corteza del granado.


- Pulgones (Aphis laburoi).

Ataca las brotaciones, a las flores y a los frutos; provoca la caída de las flores y frutos debilitando al árbol que se hace propenso al ataque de otras plagas.


- Caparreta negra (Ceroplastes sinensis) y cotonet (Planococus citri).

Sus ataques no son económicamente muy importantes. Aparecen en los pomos de granadas y en la corona de la fruta.


- Cochinilla de la tizne (Saissetia oleae).

Su ataque se aprecia por el color del hollín que deja en el granado. Su tratamiento se realiza en invierno (diciembre, enero) con aceites fosforados.

8.2. Enfermedades

- Podredumbre del fruto (Botrytis cinerea)
La podredumbre del fruto es la enfermedad más importante del granado. Es una enfermedad criptogámica que provoca podredumbre de la pulpa, afecta también a los tabiques y membranas, torneándose todo el interior de la granada de un color negro, y la piel queda intacta, dado que esta enfermedad penetra al interior por el pistilo.



No hay ningún remedio para combatir la enfermedad, aunque se pueden hacer pulverizaciones con productos fungicidas a base de cobre y Zineb para prevenirla. 



- Cribado (Clasterosporium carpophilum)

Los síntomas de la enfermedad se manifiestan con manchas necróticas en la superficie del fruto, rodeadas de un halo de color más o menos rosa. El desarrollo de esta enfermedad se ve favorecido por las lluvias primaverales y de verano.

9. FISIOPATÍAS

Ambas fisiopatías pueden causar pérdidas de hasta el 30% de la cosecha.



Granadas bardeadas o soleadas.



Este accidente se produce por una fuerte insolación del fruto. Aparecen en la corteza pequeñas grietas y una mancha de color marrón a negro en la zona afectada. En el interior del fruto los granados toman un sabor agrio desagradable.



Granadas abiertas.



Se cree que el agrietado de los frutos se produce como consecuencia del desequilibrio hídrico entre la fase de crecimiento y maduración del fruto; este problema se acentúa en años secos. Con el riego por goteo, al evitar estos desequilibrios hídricos, las frutas son de mejor calidad y más uniformes. El potasio ejerce un efecto favorable en la disminución del rajado de los frutos.



10. RECOLECCIÓN


La recolección comienza a mediados de septiembre (para las variedades más tempranas) al aparecer los cambios de color en el fruto y finaliza a mediados de noviembre (para las variedades más tardías). Se dan dos o tres pases debido a la maduración no uniforme de la granada, ya que la floración es escalonada.



La recolección se realiza manualmente, utilizando tijeras de podar de hoja más pequeña y teniendo el mayor cuidado, ya que los frutos son muy sensibles a los golpes.



La recolección puede adelantarse o retrasarse según las oportunidades del mercado pero esto puede acarrear algunos inconvenientes:

- Al adelantar la recolección la granada todavía está verde, siendo de menor calidad y acabarán por arrugarse.
- Si se retrasa la recolección se tendrá un mayor número de granadas abiertas y por tanto menos comerciales.



Los rendimientos medios por hectárea son de 3 kg/árbol al tercer año y de 30 a 40 kg/árbol en plena producción.



11. CALIDAD


Ausencia de grietas de crecimiento, cortes, magulladuras y pudrición. 
- Color y lisura de piel. 
- El sabor depende del cociente azúcar/acidez, que varía entre los cultivares. Es deseable un contenido de sólidos solubles mayor al 17%. 
- Es deseable un contenido de taninos inferior a 0,25%.



13. POSTCOSECHA


- Temperatura óptima.
A 5°C por un máximo de 2 meses; para un almacenamiento más prolongado, se debe usar una temperatura de 10°C para evitar daños por frío. 



- Humedad relativa óptima.

90-95%; las granadas son muy susceptibles a la pérdida de agua que produce arrugamiento de la piel. El almacenamiento de la fruta en un revestimiento o forro de plástico o el uso de ceras pueden disminuir pérdidas de agua, especialmente en condiciones de humedad relativa baja. 


- Tasa de respiración.

2-4 mL CO2/kg·h a 5° C, 4-8 mL CO2/kg·h a 10°C, y 8-18 mL CO2/kg·h a 20°C. 
Para calcular el calor producido, multiplique mL CO2/kg·h por 440 para obtener BTU/ton/día o por 122 para obtener kcal/ton métrica/día.



- Tasa de producción de etileno.

Menos de 0.1 µL/kg·h a 10°C y menos de 0.2 µl/kg·h a 20°C.


- Efectos del etileno.

La exposición a una concentración igual o mayor a 1 ppm de etileno, estimula la respiración y la tasa de producción del etileno, pero no afecta las características cualitativas de la fruta. Las granadas no maduran tras la cosecha, por lo que deben cosecharse completamente maduras para asegurar la mejor calidad para el consumo. 


- Efectos de las atmósferas controladas.

Se han efectuado muy pocos estudios sobre el efecto de la AC en las granadas. Si se almacenan a menos de 5°C, las concentraciones del 2% O2 ayudan a disminuir los daños por frío. En un estudio, se pudo almacenar granadas exitosamente a 6°C en un atmósfera de 3% O2 + 6% CO2 por 6 meses. 


13. VALOR NUTRICIONAL

Valor nutricional de la granada por 100g de materia seca
Agua (%)80.6
Hidratos de carbono (g)12.6
Grasas (g)2.3
Proteínas (g)0.7
Minerales (g)2.01


14. APLICACIONES


La pulpa, que envuelve las semillas, mitiga el ardor y la sed, porque tiene un sabor azucarado agriecito, muy agradable. El jugo es refrescante y grato, llamado "granadina" , posiblemente sea su producto comercial más conocido. Se emplea para hacer jarabes, confituras y helados.



El pericarpio, rico en taninos y en materias colorantes, se emplea en tenería y sirve para teñir. Se usa también en farmacia, por sus propiedades astringentes, con el nombre de malicorium.



Las bebidas preparadas con el jugo de la pulpa tegumental de las semillas, diluida en agua, son muy higiénicas y refrescantes.



La corteza de la raíz posee alcaloides como la peletierina de propiedades vermífugas, que se usa para expulsar las tenias y otros gusanos intestinales. 



El granado también se emplea en jardinería como árbol ornamental o para la formación de setos muy espesos y de bello aspecto; para dicho fin se emplea Punica granatun cv. Nana. Se trata de una variedad enana, que normalmente no produce fruta, pero si cuenta con numerosas y hermosas flores.



Autor:

Redacción Infoagro

0 comentarios:

Publicar un comentario