miércoles, 20 de febrero de 2013

Investigadores alemanes desarrollan plantas de tabaco transgénico que permanecen jóvenes para siempre


El ciclo de crecimiento de una planta de tabaco ronda entre los tres y los cuatro meses, después se produce la floración y más tarde muere. Un equipo de científicos del instituto Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada de Münster (Alemania) ha identificado el gen que impide que se produzca la floración en la planta de tabaco evitando así también la muerte de la misma.
Así, la biotecnología permitiría el desarrollo de una planta de tabaco transgénica sin este gen de floración que dará a la planta la capacidad de seguir creciendo creando así plantas de tabaco gigantes si las comparamos con las conocidas actualmente. El ciclo de vida de la planta también se alargaría, haciendo así este cultivo mucho más productivo de lo que es actualmente.
Los investigadores que han descubierto esta característica han catalogado a estas plantas de tabaco que no florecen y siguen creciendo como las plantas de tabaco “jóvenes para siempre”. Según explica el profesor Dirk Prüfer, miembro del equipo de investigación, “la primera de las plantas de tabaco transgénicas con esta característica tiene ya ocho años y todavía sigue creciendo y creciendo.”
“Pese a que regularmente se le corten tallos, la planta de tabaco (de ocho años) tiene ya seis metros y medio de altura. Si nuestro invernadero fuera más alto seguro la planta también lo sería. El tallo tiene ya diez centímetros de diámetro,” explica Dirk Prüfer.

0 comentarios:

Publicar un comentario