jueves, 28 de febrero de 2013

¿Se derrumban la soja y el maíz?


OPINIÓN: CARLOS SEGGIARO*.- El USDA prevé caídas de 20% para el cereal y 30% para la oleaginosa. ¿Los fundamentos? Una posible recuperación productiva. 
La semana pasada se realizó en Estados Unidos un importante evento, el Agricultural Outlook Forum, en el cual diversos analistas evaluaron el probable comportamiento del mercado mundial de granos durante la próxima campaña agrícola 2013/14 a nivel internacional. En dicho evento, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA, planteó la posibilidad de caídas de entre el 20 % y el 30 % para maíz y soja.
Carlos Seggiaro.
Concretamente, el USDA prevé un maíz en Chicago a 190 dólares, sobre los 270 actuales, y una soja a 385, contra los 525 de la actualidad. ¿Sobre qué elementos descansa este pronóstico? Sobre el hecho de que se estima un aumento muy importante en las hectáreas sembradas en Estados Unidos durante la próxima campaña agrícola, tanto en soja como en maíz.
Ésta posible recuperación productiva expresaría un aumento importante de la oferta, que a su vez plantearía una baja progresiva en los precios, sobre todo considerando que la demanda internacional no tendrá previsiblemente un comportamiento eufórico, debido a la debilidad que está planteada para la actividad económica a nivel global.
Está de más aclarar que el análisis del USDA no expresa taxativamente lo que va a ocurrir en los próximos meses. Hay muchos elementos que pueden hacer variar este pronóstico, y que van desde el clima hasta temas financieros, como el comportamiento del dólar frente al resto de las monedas del Mundo. Sin embargo, se trata de un tema que deberá ser seguido con atención por parte de todos los actores de la cadena de agroalimentos de la Argentina.
Mientras tanto, continuaron en los últimos días los debates gremiales en torno a la estrategia de frenar la venta de los granos de la próxima cosecha en Argentina, como modalidad de protesta frente al Gobierno Nacional. Hay algunos analistas que estiman que casi el 50 % de la producción de soja está comprometida para afrontar deudas y diversos compromisos comerciales, lo cual impediría que muchos productores puedan “sentarse” sobre la producción como acto de protesta gremial.
Por otra parte, está claro que esta modalidad de protesta sólo podría plantearse con respecto a la soja. En esta campaña muchos productores vendieron anticipadamente tanto el maíz como el trigo, por un volumen de aproximadamente 11,5 millones de toneladas en maíz y 5 millones en trigo. Sólo se guardaron la soja, que es el único producto que replica razonablemente el comportamiento del precio internacional.

0 comentarios:

Publicar un comentario