jueves, 14 de marzo de 2013

10 trucos para no perder el valor nutricional de frutas y verduras en casa.


Frutas e Verduras
Todos sabemos que debemos consumir 5 piezas de frutas y hortalizas al día para, debido algo han mostrado reducir el riesgo de diversas enfermedades, por su alto contenido en sustancias protectoras y también por su bajo contenido en nutrientes que en exceso son malos para la salud como azúcares libres, grasas saturadas, ácidos grasos…
Pero cuando manipulamos, o simplemente conservamos, frutas y hortalizas en casa podemos variar su contenido nutricional, así que aquí tenéis 10 consejos para evitar pérdidas del valor nutritivo de estos alimentos.
1. Guarda las frutas y verduras frescas en la parte más templada de la nevera, salvo los tomates, o frutas tropicales como el plátano o la piña, que se conservan mejor en un lugar fresco, fuera de la nevera. La textura de estas frutas varía a bajas temperaturas, no tanto por su valor nutricional.
2. ¿Quieres conservar el zumo de la fruta? Queremos dejar claro que es errónea la creencia de que la vitamina C del zumo naranja casero es poco estable. La vitamina C se conserva perfectamente en el zumo durante varias horas, pero con el paso del tiempo puede hacerse más amargo. Así que es preferente consumir el zumo casero en poco tiempo, pero otra vez es más una cuestión de sabor más que otra cosa.
3. La congelación tampoco afecta prácticamente al contenido de nutrientes, pero también puede afectar a la textura del alimento, sobre todo a las frutas, por lo que es más común en el caso de las hortalizas.
4. Si vas a pelar y a cortar el alimento, es mejor hacerlo justo antes de consumirlo. Hay que tener en cuenta que cuando estos alimento pueden perder parte de su contenido en vitamina C, B1 y ácido fólico y también fibra contenida en la piel.
5. Para lavar las frutas y verduras usa tiempos cortos de remojo.
6. Si vas a cocinar, mejor emplea métodos en los que el agua y el alimento tengan poco contacto (al vapor, microondas, salteados…) En general estosmétodos más rápidos y sin agua producen menos pérdidas de nutrientes que la cocción o el hervido.
7. Para hervir, espera a que el agua hierva antes de introducir en alimento. Así disminuyes el tiempo.
8. Si vas a cocer las frutas u hortalizas disminuirás la pérdida de nutrientesañadiendo un chorro de vinagre o de limón. El medio ácido permite una mejor consevación de las vitaminas.
9. Cocina las hortalizas “al dente” y enfríalas tras la cocción, esto también ayuda a conservar las vitaminas.
10. Aprovecha el agua de los vegetales cocidos para elaborar otros platos (salsas, sopas, purés…) Así les añades valor además de sabor

0 comentarios:

Publicar un comentario