martes, 12 de marzo de 2013

Europa debate el jueves si restringe insecticidas nocivos para las abejas


12-03-2013 | 
El Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y de Sanidad Animal de la UE se reúne este jueves y viernes para analizar, entre otras cuestiones, la posible restricción del uso de insecticidas neonicotinoides por su impacto sobre las abejas. En el orden del día de la reunión, figura también la revisión del estado de la cuestión sobre el fipronil, otro insecticida que se está evaluando por su afección a las abejas. En España, el fipronil está autorizado como insecticida en semillas de girasol y de maíz.
 
La reunión de esta semana del Comité, un órgano de reglamentación en el que participan todos los estados miembro y que es vinculante para la Comisión Europea, intercambiará puntos de vista sobre la posible prohibición de los neonicotinoides y evaluará si hay acuerdo para emitir un dictamen sobre la cuestión.
 
La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó el pasado mes de enero que el uso de tres insecticidas neonicotinoides (imidacloprid, tiametoxam y clotianidina) –restringidos ya en otros países- comporta un grave riesgo para la salud de las abejas, y recomendó restringir o prohibir sus usos según tipos de cultivos y condiciones de tratamiento. En los próximos meses, probablemente antes del verano, la Comisión Europea habrá de adoptar una decisión final sobre estos insecticidas.
 

UPA, a favor de la prohibición

Los representes del sector apícola de la organización agraria UPA, que se reunieron el pasado viernes en Guadalajara, se manifestaron a favor de la prohibición de los insecticidas neonicotinoides y demandan de la Comisión Europea un compromiso “con el sector apícola y con la biodiversidad”. Su pronunciamiento se suma al de otras organizaciones del sector, como COAG, que ya había mostrado a finales de enero su oposición a los neonicotinoides.
 
UPA recuerda que España ostenta el mayor número de colmenas y es líder en producción de miel en la Unión Europea. “El sector apícola está sufriendo de manera dramática desde hace años un aumento de la mortalidad de las abejas, que genera graves pérdidas económicas y una considerable amenaza para la biodiversidad. No en vano, el 84% de los cultivos y el 80% de la plantas silvestres dependen de la polinización animal, al cual contribuyen de manera esencial las abejas”, explica la organización.
 
“Las investigaciones son concluyentes. Los neonicotinoides son una de las causas de la mortandad de las abejas, y los apicultores apoyamos su prohibición”, han concluido desde UPA. De aprobarse la propuesta, a partir del 1 de julio de 2013 se prohibiría la puesta en el mercado de semillas tratadas con estos productos.
 
La organización de agricultores y ganaderos ha pedido a la Comisión Europea, en caso de proceder finalmente a la prohibición de los neonicotinoides, que tenga en cuenta el perjuicio que podría suponer para los agricultores y vertebre alternativas viables al uso de estas sustancias.

0 comentarios:

Publicar un comentario