jueves, 7 de marzo de 2013

Obtienen humus de lombriz a partir de residuos vegetales de la fresa


Un agricultor onubense ha logrado obtener humus de lombriz para su uso como abono ecológico natural en cultivos a partir de los residuos vegetales que genera el cultivo de la fresa.
Miguel Núñez, un agricultor y técnico agropecuario afincado en Mazagón (Huelva), ha logrado obtener humus de lombriz para su uso como abono ecológico natural en cultivos a partir de los residuos vegetales que genera el cultivo de la fresa.

Núñez ha explicado que han sido cuatro años de ensayos, primero en una pequeña parcela de su propiedad en Mazagón y, posteriormente, tras constatar los resultados favorables, en un terreno cedido por el Ayuntamiento de Palos de la Frontera (Huelva).

Para la obtención de este abono natural Núñez parte de los residuos vegetales que genera la fresa una vez recogido el fruto, inservibles para el agricultor, a los que somete a un proceso de compostaje hasta que se encuentran en "condiciones óptimas" para darlos como alimentos a lombrices rojas californianas.

Éstas lo ingieren, sometidas a condiciones ambientales idóneas, y posteriormente, lo defecan propiciando con ello la obtención del humus de lombriz que contiene microorganismos naturales beneficiosos para los cultivos.

El humus obtenido ya ha sido analizado por expertos de la Universidad de Huelva concluyendo que se trata de "un fertilizando ecológico con muy buenas relaciones de nutrientes y con poder supresor, es decir, que disminuye la cantidad de patógenos que puede afectar al cultivo", ha indicado Fernando Flores, profesor de Producción Vegetal del Grado de Agrícola en la Politécnica de la Rábida de la UHU que apoya a Núñez en su proyecto.

La intención de estas dos personas, una vez logrado este humus es lograr financiación para poder ensayar su uso en el cultivo de la fresa, convencidos de su "éxito" no sólo para la mejora del fruto que ganaría en "firmeza y dulzura", sino para los propios agricultores ya que supondría "un abaratamiento de los costes de producción de alrededor de 25 por ciento al no tener que usar productos agroquímicos para tratar el suelo y disminuir el consumo de agua para riego".

Flores ha calculado que la actual superficie de fresa existente en la provincia de Huelva, más de 6.200 hectáreas, generan anualmente un volumen de residuos vegetales de entorno a 20.000 toneladas.

Asimismo ha destacado el importante componente ambiental que tiene el proyecto ya que la transformación de estos residuos en humus supondría acabar con el problema existente en la actualidad para el agricultor que no sabe que hacer con ellos y, la mayoría de las veces, "termina quemándolos" con la consiguiente contaminación que ello genera.

0 comentarios:

Publicar un comentario