martes, 12 de marzo de 2013

Prohibir los neonicotinoides podría reducir un 7% la cosecha de maíz y un 20% la de girasol


Consideran la medida propuesta por la Comisión Europea "desproporcionada, politizada" y no basada en todos los datos científicos disponibles.
La prohibición de los fitosanitarios neonicotinoides propuesta por Bruselas podría suponer una pérdida de hasta 420.000 toneladas en la cosecha de maíz en España, más del 7 % del total, y 230.000 toneladas de girasol, el 20 %, lo que se traduciría en pérdidas respectivas de 97 y 116 millones de euros.

Así lo apuntan desde la Asociación Española para la Protección de las Plantas (Aepla) y laAsociación Nacional de Obtentores Vegetales, que en un comunicado conjunto han reiterado su oposición a la medida propuesta por la Comisión Europea por considerarla "desproporcionada, politizada" y no basada en todos los datos científicos disponibles.

Según recuerdan, en España se siembran más de 250.000 hectáreas de semilla de maíz tratada con insecticidas, principalmente neonicotinoides, lo que representa más de la mitad de este cultivo.

Entre las regiones más afectadas por su prohibición estaría el Valle del Ebro, donde casi la totalidad de la semilla se trata con estos productos para protegerlas del virus del enanismo rugoso, así como Andalucía, con más de un 90 % de cultivo tratado, y Extremadura, donde se aplican contra el gusano de alambre.

Según destaca el presidente de la Asociación General de Productores de Maíz de España, José Luis Romeo, estos fitosanitarios son la tecnología "más avanzada que existe" y desde hace años se aplican buenas prácticas en su manejo, como el uso de deflectores que evitan que se esparza polvo al ambiente durante la siembra.

En el caso del girasol, la superficie de cultivo tratada con insecticidas supera el 40 % del total, con más de 370.000 hectáreas.

0 comentarios:

Publicar un comentario