martes, 23 de abril de 2013

Revisar la legislación en materia de producción ecológica

Málaga es un referente en producción de fruta ecológica y pide que las importaciones tengan garantía para el consumidor.

Que se revise la legislación de la UE en materia de producción orgánica.
Asaja Málaga lleva meses advirtiendo del aumento en la demanda de productos ecológicos. La tendencia “verde” se consolida” fuera de España y la compra-venta de productos ecológicos es una realidad creciente. Luis Méndez, ingeniero agrónomo de Asaja Málaga y técnico en producción ecológica, pone de relieve que este aumento de la demanda va acompañado de un aumento de la circulación de productos ecológicos entre los Estados Miembros de la Unión Europea y provenientes de países terceros. Pero esta nueva situación genera interrogantes. ¿Cómo podemos asegurarnos y asegurar al consumidor que todos los productos cumplen con las exigentes reglas de producción ecológica europea? 

Málaga es un referente en la producción de fruta ecológica. Desde Málaga, asegura Benjamín Faulí, responsable de Frutas y Hortalizas, se comercializan 200.000 kilos de almendra (descascarada), cerca de 700.000 kilos anuales de aguacates, producimos 15.000 toneladas de cítricos y, al menos, 1.000 toneladas de mango ecológico.

Con estos datos en la mano, Asaja, a través del Copa-Cogeca, ha solicitado al Comisario de Agricultura de la Unión Europea, Dacián Ciolos, en una reunión celebrada esta semana en Bruselas, que se revise la actual legislación  de la UE en materia de agricultura ecológica. Así, la asociación ha demandado que la visibilidad de los productos del sector ecológico debe ser mayor y la información sobre lo que se comercializa en la UE debe ser clara y transparente, tanto de lo que se produce en la UE como en lo que proviene de terceros países. Además, se debe reducir la burocracia y simplificar los trámites administrativos sin debilitar los principios del sector.

“No basta solo con que el producto se venda en un establecimiento ecológico, que el vendedor del producto diga que es ecológico, o que el exportador de un tercer país le diga al importador europeo que el producto es ecológico, hay que demostrarlo”, añaden los técnicos de Asaja Málaga, que resaltan la importancia de exigir un mayor control de las importaciones. Sólo así conseguiremos que vengan con total garantía para el consumidor y no compitan de forma desleal con las producciones de nuestros agricultores.

Hasta ahora sólo nueve países están en la lista de terceros países que pueden exportar ecológico a la UE: Argentina, Australia, Costa Rica, India, Israel, Nueva Zelanda, Suiza, Japón y Túnez. Estos países tienen las normas nacionales de producción ecológica y los sistemas de control que son equivalentes a las de la UE para ciertos productos. Otros terceros países han solicitado entrar en la lista, pero la evaluación de su aplicación aún no ha finalizado.

0 comentarios:

Publicar un comentario