miércoles, 22 de mayo de 2013

El cultivo de la remolacha azucarera

El cultivo de la remolacha se desarrolla en Francia y España durante el siglo XV. Se cultivaba por sus hojas, que probablemente eran equivalentes a las de las espinacas y acelgas. A partir de entonces la raíz ganó popularidad, especialmente...



1. Taxonomía y Origen
2. Morfología
3. Importancia económica y distribución geográfica
4. Requerimientos edafoclimáticos
5. Material vegetal
6. Técnicas de cultivo
6.1. Preparación del terreno
6.2. Siembra y tipo de semillas
6.3. Trasplante
6.4. Riego
6.5. Abonado
6.6. Malas hierbas
6.7. Recolección
6.8. Proceso general de fabricación del azúcar
7. Plagas y enfermedades
7.1. Plagas
7.2. Enfermedades

1. TAXONOMÍA Y ORIGEN 

La remolacha azucarera es una planta bianual perteneciente a la familia Chenopodiaceae y cuyo nombre científico es Beta vulgaris L. 

FamiliaChenopodiaceae
GéneroBeta
EspecieB. vulgaris
Nombre científicoBeta vulgaris
Nombre comúnRemolacha azucarera

El azúcar cristalizado era ya conocido en Persia en el siglo IV a.C. y provenía seguramente de la India, donde se extraía de una variedad salvaje de caña.
El cultivo de la remolacha se desarrolla en Francia y España durante el siglo XV. Se cultivaba por sus hojas, que probablemente eran equivalentes a las de las espinacas y acelgas. A partir de entonces la raíz ganó popularidad, especialmente la de la variedad roja conocida como remolacha.

En 1747, el científico alemán Andreas Marggraf demostró que los cristales de sabor dulce obtenidos del jugo de la remolacha eran iguales a los de la caña de azúcar. En 1801, se constituyó la primera fábrica de azúcar en Cunern, Baja Silesia.

La incipiente industria azucarera basada en la remolacha, tal vez no hubiera resistido la competencia con la caña de azúcar como materia prima si no hubiera sido por los bloqueos ingleses al contienente europeo, lo que obligó a la búsqueda de nuevos recursos.

En 1811, Napoleón mandó plantar 32000 hectáreas de remolacha, contribuyendo de este modo al establecimiento de las fábricas. En pocos años se constituyeron más de cuarenta fábricas de azúcar de remolacha, distribuidas desde el norte de Francia, Alemania, Austria, Rusia y Dinamarca. 

El resultado de todos estos descubrimientos es el espectacular aumento de rendimientos. 

2. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA 

Actualmente se observa cómo el cultivo de la remolacha azucarera disminuye lentamente. En 2002, se registró un pico de producción gracias a la modernización del cultivo y a la disminución de la producción de remolacha forrajera. Consiguiendo que casi el 90% del azúcar que se consumía en Europa fuese de producción interna. En los siguientes años, progresivamente la producción ha decrecido.

Producción 2011 (t)
20007929700
20016755100
20028197290
20036365140
20047174940
20057291090
20065827030
20074909960
20083987500
20094153900
20103399400
20113966100
Gráfico 1. Producción española de remolacha azucarera (Año 2000-2011)

La producción de azúcar está limitada por el establecimiento de cuotas a los Estados Miembros de la UE.

La producción se ha venido reduciendo como consecuencia de la resestructuración del sector establecida por la normativa europea.

En España las comunidades autónomas de mayor a menor importancia:
- Castilla y León: 90,2% producción de remolacha invernal.
- Andalucía: Produce prácticamente la totalidad de la remolacha de recolección estival de España.
- País Vasco: Recolección invernal.
- La Rioja: Recolección invernal.
- Navarra: Recolección invernal.

La remolacha azucarera en España es un cultivo competitivo, muy estable en sus rendimientos. Se debe continuar ampliando su competitividad tanto en los mercados nacionales como en los internacionales. Para ello, se deben seguir aumentando los rendimientos del cultivo moderando los gastos (disminuir costes en las labores de siembra, fertilización, riego,...)

En muchos países la remolacha azucarera representa el cultivo que más valor nutritivo produce en relación a la unidad de superficie, pues las hojas y cabezas o topes de la remolacha es un alimento muy rico en nutrientes para el ganado.

Producción 2011 (t)
1. Federación rusa47643300
2. Francia37259100
3. Estados Unidos de América26152300
4. Alemania25000000
5. Ucrania18740000
6. Turquía16126500
7. Polonia11674200
8. China10731000
9. Reino Unido8504000
10. Egipto7486100
11. Holanda5857980
12. Bélgica5408980
13. Bielorrusia4485100
14. República Islámica de Irán4095650
15. España3966100
16. República Checa3898890
17. Italia3547950
18. Japón3547000
19. Austria3456230
20. Serbia2821920
21. Dinamarca2700000
22. Suecia2493200
23. Marruecos2435910
24. Chile1951070
25. Suiza1828180

El valor alimenticio de los productos secundarios de este cultivo equivalen a la cosecha anual de un cultivo de trébol de la misma superficie. Así, se obtiene un producto directamente vendible más forrajes que abaratan la ración diaria del ganado. 

3. MORFOLOGÍA 

* Es una planta de ciclo bianual:
- Primer año (Año de siembra): Fase vegetativa. Se desarrolla principalmente la parte vegetativa de la planta y al mismo tiempo, acumula sacarosa en la raíz principal. Desde un punto de vista productivo, es esta fase del cultivo la que interesa. Por tanto, la recolección se llevará a cabo cuando la raíz haya acumulado el máximo de sacarosa. Hay que evitar la formación de brotes florales (espigado) durante el primer año ya que las reservas de azúcares serían menores en la raíz. 
- Segundo Año: Fase reproductiva. Emite flores y fructifica. De esta fase, únicamente interesa la producción de semillas. 

Semillas: Pequeñas, ligeras y leñosas. Se encuentran adheridas al cáliz 
Raíces: Pivotante de color blanquecino-rosado e incluso amarillo-verdosa. Piel rugosa con círculos en espiral. Carnosa con eje fibroso. Enterrada casi en su totalidad 
Flores: Poco llamativas y hermafroditas. Agrupadas en espigas en la extremidad de los tallos. La polinización es generalmente cruzada, porque sus órganos masculinos y femeninos maduran en épocas diferentes.
Hojas: Grandes con forma oval y bordes festoneados. Color verde. 

4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS 

Clima: Es uno de los principales factores que inciden directamente sobre el rendimiento. Un clima templado, soleado y húmedo contribuye a la producción de un elevado porcentaje de azúcar en la remolacha. En este cultivo es muy importante la intensidad de iluminación, ya que favorece el proceso de la fotosíntesis y condiciona la importancia de la elaboración del azúcar.

- Suelo: Los suelos profundos con un pH alrededor de 7, con elevada capacidad de retención de agua, poca tendencia a formar costras y buena aireación, son los más convenientes para la remolacha.
Los suelos arcillosos, arenosos, calizos y secos no son propicios para este cultivo. 

5. MATERIAL VEGETAL 

Para elegir una u otra variedad de remolacha azucarera es necesario saber si ésta debe ser tolerante a alguna enfermedad o si no es necesario. En caso de no ser necesario, la variedad se escoge según los siguientes parámetros: Estabilidad, Sensibilidad, Peso y Riqueza. 

La selección ha conducido, prácticamente, a tres grandes tipos:
- Tipo E (del alemán Enstereich: rico en cosecha): Son plantas rústicas con un rendimiento en peso elevado, pero con riqueza media.
- Tipo Z (del alemán Zucherreich: rico en azúcar): Son plantas con menos hojas, que proporcionan una menor cosecha, pero con raíces más ricas en azúcar. Su ciclo suele ser de menor duración. Son propias de suelos fértiles.
- Tipo N (del alemán Normalreich: medianamente rica): Tiene aptitudes intermedias entre los dos tipos anteriores, es decir, más producción que las de tipo Z en peso, y más riqueza en azúcar que las de tipo E. Su rusticidad también es intermedia entre los tipos E y Z.

Existen otros tipos intermedios como N-Z y N-E, con características entre un tipo y otro. La elección de la variedad a sembrar está condicionada por varios factores como son el tipo de suelo, tipo de cultivo, clima y fecha de siembra.

En secano y terrenos muy fuertes (siembras tempranas) se deben sembrar variedades de tipo E y N-E, por ser suelos que dan riqueza; no debiendo sembrar los tipo Z.
En riego se emplearán los tipos E, N-E o N, utilizando estos últimos en las siembras más retrasadas y en suelos limosos.
En siembras tardías y suelos con poca riqueza se deberán sembrar los tipos N-Z.
En caso de tener varios tipos de variedades sembradas, la recolección se realizará primero en las de tipo N y las últimas las de tipo E. 

Las variedades recomendadas para el año 2013 según AIMCRA:
- Zona Norte:
* Variedades recomendadas en condiciones sanas: Ludwina KWS, Britta, Pasteur, Amalia KWS, Minella, Nadina, Nash, Eleonora KWS, Maressa, Isabella KWS, Adalina, Paramo, Theresa KWS, Geraldina, Annika, Sandrina KWS, Arlanza, Bifort, Adrianna KWS y Michella.
* Variedades citadas en condiciones sanas: Victoriana KWS, Bosch, Lisanna KWS, Kipling y Samuela KWS.
* Variedades recomendadas si Rhizoctonia: Vivianna KWS, Azulata y Vergara KWS. 
* Variedades citadas si Rhizoctonia: Moliere y Julienna KWS.

- Zona Sur:
* Variedades recomendadas en condiciones sanas: Setenil, Columbus, Sanlúcar, Marco, Algar, Indiri (n), Rajah, Conil, Julietta (n), Brahms, Barbater, Ciclon (n), Castellar, Radar, Sculta, Bijoux, Chipiona y Jahama (n).
* Variedades citadas en condiciones sanas: Portal (n), Charly (n), Borja, Orbite y Berber.
* Variedades recomendadas para condiciones de nematodos: Indri, Julietta, Ciclon y Jarhama. 
* Variedades citadas para condiciones de nematodos: Portal, Charly y Orbite.

6. TÉCNICAS DE CULTIVO 

6.1. Preparación del terreno 

Para conseguir una buena producción de remolacha es necesario realizar un alzado lo más profundo posible (35-45 cm) para enterrar rastrojos del cultivo anterior, facilitar un buen desarrollo posterior de las raíces y conservar la mayor cantidad posible de agua de lluvia.

La labor de alzado se completa con uno o dos pases de grada o cultivador, según las necesidades del terreno, con el objetivo de desmenuzar los terrones formados en el alzado.

El gradeo suele tener una profundidad de 10-15 cm, siendo conveniente aprovechar esta labor para enterrar el abono de fondo.

6.2. Siembra y tipos de semilla 

6.2.1. Siembra 

La semilla necesita un contacto completo con el suelo y además un sustrato firme para que la raíz pueda entrar con fuerza. Si el suelo ha sido removido por debajo de los 3 cm de profundidad, la raíz no encuentra resistencia y forma múltiples raíces. Esta situación resulta ser contraproducente en la remolacha azucarera en cuanto a su contenido de azúcar. 

Se puede utilizar una sembradora para esta labor pero únicamente se aconseja en terrenos en regadío. En este tipo de siembra, las semillas deben estar calibradas, debiendo existir una relación entre el calibre de las semillas y el tamaño de los alveolos del distribuidor de la sembradora. Con carácter orientativo, la distancia entre semillas para una siembra de precisión: 

Tipo de semillaDistancia entre semillas (cm)
Calibradas4
De precisión (monogermen técnica)6
Monogermen genética9-12

Ventajas del empleo de una sembradora de precisión, bien mecánica o neumática:
- Nascencia más uniforme, plantas de tamaño más regular y número suficiente.
- Disminuye el coste de aclareo.
- Menor competencia entre plantas y desarrollo más rápido del cultivo.
- Facilita el aclareo dentro del período hábil disponible para ello.
- Facilita el trabajo de las binadoras.

Las fechas de siembra son:
- Zona Norte: 15 febrero - 15 marzo (Cada día de retraso en la siembra supone un 0,6% de pérdidas según estudios realizados por AIMCRA). 
Últimamente se está tratando de adelantar más aún la siembra. Se está empezando a sembrar en octubre para aumentar el aprovechamiento de la radiación solar. Las ventajas que presenta esta opción es que el desarrollo de la planta es mayor debido a un aumento de la tasa de fotosíntesis y como consecuencia la recolección se adelanta. Finalmente el rendimiento se incrementa un 26% según estudios realizados en Alemania. El inconveniente de esta siembra extra-temprana es que las variedades elegidas deben ser tolerantes al frío y también al espigado. Para ello, existen variedades en el mercado tan productivas como las convencionales. 
- Zona Sur: 25 septiembre - 30 octubre (secano) / 15 octubre - 30 noviembre (regadío) 

La densidad de siembra recomendada está comprendida entre 100000-120000 pl/ha con una separación entre líneas en torno a los 50 cm. Investigaciones realizadas en Francia optan por una separación entre líneas de 25 cm consiguiendo así un ligero aumento en el rendimiento. 

6.2.2. Tipos de semillas 

La semilla de remolacha es un glomérulo que se compone en realidad de varias semillas encerradas en una misma cubierta suberosa. Tiene el inconveniente de nacer varias plantas en un mismo punto, dificultando y encareciendo la labor de aclareo. Además, esta siembra no es uniforme, por tanto en los países en los que se ha mecanizado totalmente el cultivo, para abaratar la operación de aclareo, surgió la necesidad de obtener semillas monogermen.

- Multigermen normal (ordinaria): Es la más empleada, conteniendo cada semilla más de un germen. Tienen un menor coste y pueden utilizarse con sembradoras tradicionales. Se precisa gran cantidad de semilla y las operaciones de aclareo son muy costosas. 
- Multigermen calibrada: Están sometidas a un calibrado para obtener una diferencia de diámetro establecida. Tiene mayor índice de germinación y permite un ahorro de semilla en la siembra. Debe ser sembrada con sembradora de precisión. 
- Semillas de precisión (monogermen técnica): Procede del segmento mecánico de las semillas naturales multigérmenes. Solo se recomienda este tipo de semillas para las siembras de precisión. Supone un considerable ahorro en mano de obra en el aclareo respecto a las multigérmenes, pero son más costosas que las monogérmenes genéticas.
- Monogermen genética: La monogemia se ha obtenido genéticamente. Este tipo de semilla supera en energía y vigor germinativo y por tanto, en nascencia, a las demás semillas. Al ser una semilla cara solo se recomienda en siembras semidefinitivas o definitivas. Favorece la labor de aclareo. 

6.3. Trasplante 

Esta técnica consiste en la obtención en invernadero de plantas sanas y fuertes de remolacha, para ser trasplantadas en campo.

La técnica de trasplante se realiza mediante el siguiente proceso:

- Las semillas son colocadas en una bandeja formada por cartuchos de papel denominadas "paperpot", permaneciendo 45 días en el invernadero. Durante este período se aplican los cuidados necesarios para que las plántulas alcancen su óptimo desarrollo y posteriormente ser trasplantadas.

Mediante el trasplante se adelanta el ciclo de cultivo, adelantando así la recolección de la remolacha y por tanto, también la obtención de azúcar. Además se consigue:
- Aumentar el rendimiento del cultivo hasta un 25%.
- Reducir el coste de la semilla hasta un 58%.
- Evitar el problema de nascencia, así como el de la resiembra.
- Facilitar la lucha contra malas hierbas y ahorrar en el empleo de tratamientos herbicidas.
- Ahorrar en el suministro de insecticidas para posibles plagas en el cultivo, pues el trasplante facilita la lucha contra ciertas plagas. 

6.4. Riego 

El agua, es el factor que más influye sobre el peso y la riqueza de la remolacha azucarera. A la vez, es el más difícil de manejar, por depender de muchos otros parámetros como climatología, tipo de suelo, profundidad de raíces, etc.

El cultivo de la remolacha necesita de un riego de nascencia justo al realizar la siembra (20-30 l/m2). Durante el desarrollo del cultivo (desde la germinación) los riegos deben ser cortos y frecuentes (4-6 l/m2).

6.5. Abonado 

Las exigencias nutricionales de la remolacha azucarera son elevadas y la fertilización debe tener en cuenta el ciclo vegetativo largo. Este cultivo exige por un lado fuentes disponibles y asimilables rápidamente y por otro, nutrientes de acción prolongada y persistentes. Los suelos que tienden a compactarse deben ser abonados con productos orgánicos para mejorar su estructura. 

- Nitrógeno: El exceso de nitrógeno aumenta el desarrollo foliar, pero disminuye la capacidad de movilización de los azúcares hacia la raíz.
- Fósforo: El P2O5 no solo acelera el desarrollo durante la primera etapa sino que mejora el contenido en sacarosa. La eficacia del fósforo se manifiesta principalmente en los estados jóvenes de la planta.
- Potasio: Las tierras que puedan tener bajo contenido en potasio son aquellas arenosas y sueltas, susceptibles al lavado.
- Boro: Es uno de los microelementos más importantes.
- Magnesio: La carencia de magnesio, se hace visible con manchas amarillas en las hojas, ocurriendo frecuentemente en suelos ligeros.
- Manganeso: Su carencia se manifiesta mediante puntos amarillos en las hojas, se debe pulverizar con abonos líquidos que contengan manganeso. 

En la actualidad se pretende disminuir el aporte de fertilizantes al cultivo ajustándolo de tal manera que se satisfagan totalmente las necesidades del mismo, sea cual sea el rendimiento esperado. 

AIMCRA hace las siguientes recomendaciones:
NITRÓGENOFÓSFOROPOTASIOMAGNESIO
M.O.% M.O.UF N/haNivelP (mg/kg)UF P2O5/haSueloNivelK (mg/kg)UF K2O/haSueloNivelMg (mg/kg)UF MgO/ha
Muy bajoM.O.<0.6220Bajo100<10LigerosBajoK<60100LigerosBajoMg<7350
Bajo0.6180Bien5010<30Bien6050Bien730
Normal1.5140Alto0>30Alto1000Alto970
Alto2.0100MediosBajoK<80100MediosBajoMg<9750
Bien8050Bien970
Alto1600Alto1460
FuertesBajoK<100100FuertesBajoMg<12250
Bien10050Bien1220
Alto2000Alto1950

* En el Nitrógeno se mantiene la recomendación existente, en función del contenido del suelo en materia orgánica.
* En el Fósforo se ha disminuido la recomendación de 150 UF hasta un máximo de 100 UF para los casos más desfavorables.
* En el Potasio se ha rebajado la recomendación de 400 UF hasta un máximo de 100 UF para los casos más desfavorables.
* En el Magnesio se ha rebajado la recomendación de 100 UF hasta un máximo de 50 UF para los casos más desfavorables.

6.6. Malas hierbas 

La importancia de las malas hierbas en el cultivo de la remolacha azucarera es primordial tanto en el aspecto técnico como en el económico. Se debe a la dificultad de controlar las malas hierbas. Económicamente, por la repercusión en los costes de producción y en el producto bruto final, bien sea utilizando la escarda manual, mecánica o la aplicación de herbicidas, supone un desembolso a considerar. 

Los herbicidas vigentes actualmente (2013) contra malas hierbas en el cultivo de la remolacha:
- Herbicidas contra malas hierbas de hoja ancha:
Clopiralida (43%)
Cloridazona (43%)
Cloridazona (65%) 
* Desmedifam (8%) + Fenmedifam (8%)
Etofumesato (50%)
* Fenmedifam (16%)
* Fenmedifan (16%) + Desmedifan (16%)
* Fenmedifan (9%) + Etofumesato (5%)
Lenacilo (50%)
Lenacilo (80%)
Metamitrona (35%) + Etofumesato (15%)
Metamitrona (70%)
* Metil Triflusulfuron (50%)
S-Metolacloro (96%) 

(* Sólo en postemergencia) 

- Herbicidas contra malas hierbas de hoja estrecha:
* Cicloxidim (10%)
* Cletodim (12%)
* Fluazifop-p-Butil (13%)
* Propaquizafop (10%)
* Quizalofop-p-etil (5%)
S-Metalocloro (96%) 

(* Sólo en postemergencia) 

6.7. Recolección 

El momento óptimo de recolección se determina:
- Calidad de jugos
- Calidad de cenizas solubles
- Producción de sustancias nitrogenadas 

La recolección consta de las siguientes operaciones:
Gráfico 2. Diagrama de flujo de la recolección de remolacha azucarera.

- Deshojado: Eliminación de las hojas por encima del cuello de las raíces.
- Descoronado: Seccionamiento de la parte superior de la raíz.
- Arranque: Extracción de la raíz. Se puede llevar a cabo mediante reja de horquillas, reja de patines, reja monodisco, reja de disco doble y reja rotativa. 
- Carga: Cargar la cosecha mediante un recogedor que suele ser de cadenas y que se complementa con un elevador-sacudidor para finalmente verterlas en un remolque o tolva. 

Todas estas operaciones pueden ser realizadas por una misma máquina (cosechadoras integrales) o bien por máquinas independientes (equipos descompuestos). A su vez, estos equipos descompuestos pueden ser objetos de un reagrupamiento, de tal forma que se reduzca el número de pasadas para completar la recolección. 

- Máquinas simples: Realizan una sola actividad.
- Máquinas agrupadas: Máquinas simples agrupadas.
- Cosechadoras: Cosechadoras arrastradas (recolección de una o dos líneas de cultivo) y cosechadoras autopropulsadas (recolección simultánea de 6 líneas de cultivo).

Como ventajas más importantes de combinar varias operaciones en una sola:
- Reducir el número de pasadas sobre el terreno.
- Ahorro de mano de obra. 
- Ahorro de medios de tracción

6.8. Proceso general de fabricación del azúcar. 

La fabricación del azúcar, a partir de remolacha, se compone de las siguientes fases:
Gráfico 3. Diagrama de flujo de la fabricación de azúcar a partir de remolacha azucarera.

- Descarga, lavado y troceado de la remolacha
Las remolachas llegan a la fábrica descoronadas y se analizan pequeñas muestras para determinar el contenido de azúcar antes de entrar a la fábrica. Se descargan en silos por medios mecánicos a través de canales por los que circula agua. Los canales conducen a la alimentación de las bombas que elevan la mezcla agua-remolacha hasta la parte superior de una instalación de lavado. 
A continuación las remolachas pasan por captadores de piedras, captadores de raicillas y lavadores. Las remolachas lavadas se transportan al piso superior, cayendo a unas tolvas que alimentan a los cortarraíces, que reducen las remolachas a porciones de sección triangular y con 3 mm de espesor. 

- Extracción del azúcar
La extracción se realiza por difusión mediante la acción de agua en contra-corriente con la masa de cosetas. El fenómeno de difusión consiste en un movimiento lento y regular de los componentes solubles que se encuentran en el interior de las células.
Es importante dirigir el proceso de difusión de forma que se reduzca la extracción de los componentes no azucarados. El líquido azucarado procedente de la difusión, constituye el llamado jugo. Suele tener unos 16º Brix y una pureza del 85%. 

- Depuración del jugo
Su objetivo es la eliminación de las sustancias no azucaradas que se encuentran disueltas en el jugo azucarado que sale de la difusión. La depuración no se completa totalmente, logrando elevar la pureza desde un 65-91%. El reactivo empleado en esta fase es la cal por sus características depuradoras y floculantes.

Autor:
Redacción Infoagro

0 comentarios:

Publicar un comentario