lunes, 27 de mayo de 2013

Las reservas de aceite se agotan, a la espera de la previsible llegada de las compras italianas

Las disponibilidades en Italia, España, Grecia, Túnez y otros países mediterráneos se van agotando y ya no hay mucho margen para mantener el fuerte ritmo de importaciones de otros meses
La escasez de volúmenes comercializados ha sido la tónica dominante en el mercado oleícola durante las últimas semanas, con operaciones a cuenta gotas y precios bajos, pero algunos datos anticipan un cambio de tendencia con la previsible llegada de las ansiadas compras italianas.

Las disponibilidades en Italia, España, Grecia, Túnez y otros países mediterráneos se van agotando y ya no hay mucho margen para mantener el fuerte ritmo de importaciones de otros meses, lo que obligará a los envasadores a salir a la compra de producto.

Fuentes del sector oleícola anticipan la llegada de los italianos para abastecerse -son muy dependiente de los graneles "made in Spain" para envasar y vender a sus mercados-, lo que debería mover al alza los precios, al menos hasta que se vislumbre qué producción arrojará la próxima campaña en nuestro país -primer olivar del mundo-, si bien todo apunta a que podría ser buena.

Respecto a los valores concretos, el virgen extra se pagaba hoy a 2,53 euros/kg; el virgen a 2,37 y, el lampante a 2,26 euros, según la patronal de almazaras industriales Infaoliva.

Por su parte, POOLred marca en la última semana un cambio de tendencia respecto a la anterior, tras el repunte del 27 % de las compraventas entre almazaras y comercializadoras (con 6.000 t) y precios también al alza, después de mucho tiempo en caída. Repuntan un 2,58 % los vírgenes extra, hasta 2,74 euros/kg; los vírgenes (+0,59 %, hasta 2,40 euros); los lampantes (+1,33 %, hasta 2,29 euros) y los aceites de inferior calidad (+39 % y 1,68 euros).

En el largo plazo, se ha negociado en el Mercado de Futuros (MFAO) un total de 6.826 contratos entre el 16 al 22 de mayo, con operaciones en todos los vencimientos -a excepción de marzo y mayo de 2014- y valores de entre 2,20 y 2,55 euros/kg (la semana anterior se movieron en una horquilla de 2,21-2,50 euros). El mes más activo fue mayo de 2013 -con un total de 5.430 t, de las cuales, 3940 t han llegado a entrega-, según este Mercado.

Los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (del 13 al 19 de mayo) constataban el descenso en esos días en la cotización del aceite de oliva virgen a granel (-2,62 % hasta 241,24 euros/100 kg), lampante (-1,88 % y 227,99 euros) y orujo crudo (-3,58 %, hasta 127), mientras que subía el refinado de girasol (1,64 % y 101,03 euros/100 kilos) en el mercado de contados. Entre los ejemplos de devaluaciones, el virgen extra se desplomó más de 10 euros/100 kg en Córdoba y 9,37 en Sevilla; el virgen, en 12 euros en Toledo; el lampante en 5,80 euros en Málaga y el orujo crudo y refinado perdieron más de 7 euros, según el Ministerio.

El consumo interno no levanta cabeza, con unas ventas de aceites de oliva envasados que cayeron un 11,74 % durante los cuatro primeros meses del año, respecto al mismo período de 2012, con 113,24 millones de litros, de los que 50,70 millones de litros fueron vírgenes (-2,24 %) y 62,55 millones, olivas (-18,19 %). Las salidas de aceite de orujo de oliva retrocedieron un 10,27 %, hasta 4,18 millones de litros de enero a abril, según Anierac, mientras que la comercialización de los aceites de semillas lo hicieron en un 7,97 %, hasta 95,12 millones de litros, en un segmento que lideró el girasol, con 80,01 millones de litros (-9,77 %).

Por contra, subieron las salidas de los aceites "mezcla de semillas" (+1,99 %), soja (+3,93 %) y, especialmente, los de maíz (+38,81 %), que parecen ganar competitividad tras los repuntes de precios de los olivas en algunos lineales.

Una mirada al exterior confirma que Italia arrastra su particular parálisis del mercado, con descensos de entre el 1,1 y el 3,7 % de los precios del 13 y el 19 de mayo respecto a la semana anterior. El valor se queda en algo más de 3 euros por kilo para los extra vírgenes, 2 euros para los lampantes y 2,41 para los vírgenes.

Grecia y Túnez también acusaron en ese período la atonía y la escasez de demanda, con fuertes depreciaciones para los vírgenes en el primer caso (más de un 5 % en Creta y Mitilene) y similar porcentaje los lampantes tunecinos operados en Sfax.

La semana concluye en España con nerviosismo en el olivar, tanto por los exiguos precios del "oro" verde como por las incertidumbres ante la reforma de la Política Agraria Común; y se saldó con sospechas entre los agricultores de COAG de un presunto cartel de precios entre los industriales, que han denunciado a Competencia.

También cunde el desengaño, después de que la Unión Europea se replantee la prohibición de aceiteras rellenables en la hostelería, pese a que todos los países productores piden frenar el "garrafón".

Decepción así en Cooperativas, Asaja, COAG, UPA y en la Federación de industriales fabricantes de aceite por el cambio de dirección de la UE, que solicitarán al Gobierno que prohíba el "convoy" para garantizar la calidad del producto y evitar fraudes.

0 comentarios:

Publicar un comentario