sábado, 18 de mayo de 2013

Mala nascencia en girasol

Los agricultores de Andalucía empeoran la previsiones de producción para este año ante la mala nascencia de la planta.

Las condiciones meteorológicas no han acompañado al cultivo del girasol.
Los agricultores de Andalucía -región que produce la mitad del girasol español, con Sevilla a la cabeza como provincia líder nacional del cultivo-, empeoran la previsiones de producción para este año ante la mala nascencia de la planta, informó el responsable de herbáceos de Asaja-Sevilla, José Vázquez.

Según ha apuntado, las condiciones meteorológicas no han acompañado al agricultor: primero, las lluvias intensas han retrasado casi en dos meses las siembras, luego un calor excesivo y un mes sin precipitaciones han provocado que la capa superficial de la tierra se seque y no tenga la humedad necesaria -sí presente en áreas más profundas- para que la semilla germine adecuadamente.

Problemas con los conejos que se alimentan de los brotes, de pájaros e insectos de suelo complican la situación, según Vázquez, quien puntualiza que sólo mejoraría si las lluvias se generalizan, y al menos caen 10 o 15 litros por metro cuadrado.

De hecho, muchos agricultores que habían consignado en sus solicitudes de ayudas de la Política Agraria Común (PAC) que sembrarían girasol han modificado su intención se siembra y dejarán en barbecho las fincas porque las condiciones no son apropiadas.

Ha calculado que en esta campaña se plantarán 180.000 hectáreas en Sevilla -la primera zona en sembrar, habitualmente en marzo aunque este año se han dilatado hasta mayo-, algo más de 300.000 en toda Andalucía y 830.000 hectáreas a nivel nacional.

Sobre la producción estatal, puntualizado que todo dependerá de cómo evolucione el clima, aunque podría moverse en la horquilla de 600.000 a 800.000 toneladas. quizás algo más. En todo caso, la cosecha se quedará por debajo de un año normal -que supera habitualmente el millón-, aunque podrían mejorar las cifras del ejercicio anterior marcado por la fuerte sequía.

En cuanto a los precios, se mantienen estables en 445-450 euros por tonelada en la actualidad, según ha apuntado.

Por otra parte, en esta campaña pesará el cierre de las plantas de la multinacional norteamericana Cargill en Córdoba y Sevilla -que supone su marcha de Andalucía-, y con ello, el fin de la actividad de una de las principales compradoras de la semilla a agricultores y cooperativas del sur, junto a Sovena, Migasa, Eurosemillas y otras firmas locales.

0 comentarios:

Publicar un comentario