miércoles, 12 de junio de 2013

Mercadona irrumpe en el cultivo del olivo adquiriendo, junto a Sovena, el proyecto Tierra al Grupo SOS.

La sociedad Elaia participada por Sovena y Atitlán (vinculada a Mercadona) llega a un preacuerdo con SOS para adquirir las 5.500 Has de olivar superintensivo en Portugal por 90 millones de euros
Proyecto Elaia, un ambicioso negocio creado en 2007 a partes iguales por Sovena -segundo grupo del sector aceitero del mundo, a la sazón interproveedor de Mercadona- y el fondo de capital riesgo Atitlán -sociedad presidida por el yerno del propietario de la cadena valenciana líder en España en el sector de supermercados, Juan Roig- ha alcanzado un principio de acuerdo con SOS para la compraventa de 5.433 hectáreas de tierras de cultivo de olivos en Portugal, según confirmó la firma alimentaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta operación viene negociándose desde el pasado mes de octubre y se produce tras el proceso de desinversiones iniciado por la compañía de raices valencianas SOS (propietaria de Cuétara, Koipe y Carbonell) por su grave crisis financiera.
Si culmina esta operación Elaia duplicará su superficie agrícola en el país luso.

Elaia cuenta en la actualidad con 4.500 ha. de olivares en Portugal, 1.300 en Marruecos y 900, en Extremadura. La mercantil se apropia así de parte del "Proyecto Tierra" de SOS; un proyecto de plantación de 15.000 hectáreas de olivos e invertir 3.000 millones de euros para situarse como mayor productor del mundo.La compañía afirma que producciones futuras de los olivares portugueses se destinarán al mercado luso, deficitario en más de la mitad de sus necesidades de aceite de oliva. Las de Marruecos, afirman, se exportarán a los clientes que Sovena posee en Estados Unidos y las de Extremadura, tanto al mercado doméstico como a la exportación. Sovena España suministra a Mercadona (con la marca "Hacendado") y Makro, entre otras firmas. En 2008 facturó 520 millones de euros. Posee fábrica en Brenes (Sevilla).Por su parte la operación supondrá un respiro para el grupo presidido por Mariano Pérez Claver que hace sólo unas semanas consiguió aplazar hasta marzo la devolución de la deuda financiera del grupo, que asciende a 1.300 millones de euros.

0 comentarios:

Publicar un comentario