viernes, 26 de julio de 2013

Solarización en Invernadero: Práctica obligatoria en Producción Integrada

La solarización es una técnica de desinfección que controla los patógenos y consiste en cubrir el suelo húmedo con plástico transparente durante los meses más cálidos, a fin de incrementar su temperatura mediante radiación solar.
  
Este método se aplica en temporadas en las que la parcela está libre de cultivo.

La eficacia de la solarización depende de las temperaturas que se alcancen y del tiempo de permanencia de las mismas.

REQUISITOS NECESARIOS PARA CONSEGUIR BUENOS RESULTADOS EN LA SOLARIZACIÓN:

1. Preparación del terreno: Perfecta colocación del plástico con el suelo mullido, uniforme. 
 
2. Periodo de realización: Se realizará durante las condiciones de radiación intensa, días largos y altas temperaturas. No solo hay que alcanzar altas temperaturas sino que también hay que mantenerlas. 
 
3. Características plástico: El plástico tiene que ser lo más transparente y delgado posible. 
 
4. Humedad: El suelo debe de estar húmedo y totalmente cubierto por el plástico durante el periodo de tratamiento. El sellado del suelo con el plástico debe alcanzar la máxima estanqueidad para evitar la fuga del aire y la humedad.

  
4038744














0 comentarios:

Publicar un comentario