sábado, 31 de agosto de 2013

La lluvia daña en Granada la cosecha de aceituna e infraestructuras rurales

La destrucción de infraestructuras rurales como consecuencia de la lluvia requerirá una urgente reparación para que vuelvan a ser transitables y los agricultores puedan acceder a sus explotacione
La fuerte lluvia registrada ayer en la comarca de los Montes Orientales de Granada ha dañado las cosechas de aceitunas de numerosas fincas, así como las infraestructuras rurales de la zona, según la organización agraria Asaja, que recomienda a los afectados que hagan una declaración de daños.
 
Asaja insta a los agricultores perjudicados a que hagan la declaración de daños para una valoración general y una posible solicitud de ayudas específicas, "dado el problema estructural de los seguros agrarios", con bajos rendimientos asegurables y altas pólizas que hacen que las indemnizaciones no cubran las pérdidas por siniestro.

A eso se suma, ha dicho, su baja contratación debido a la desaparición de la subvención de la Junta de Andalucía y los "drásticos recortes" aplicados por la administración central, que han aumentado aún más su precio.

La destrucción de infraestructuras rurales como consecuencia de la lluvia requerirá una urgente reparación para que vuelvan a ser transitables y los agricultores puedan acceder a sus explotaciones, según Asaja, que además de los daños a las cosechas de aceitunas aún por evaluar tiene constancia de daños ocasionados el pasado lunes en las siembras de hortalizas y frutas al aire libre en la zona norte.

Por su parte, La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) está haciendo un seguimiento de los efectos de las intensas lluvias del miércoles en las explotaciones olivareras de la comarca granadina de los Montes.

Según una primera valoración, las precipitaciones no han llegado a causar daños significativos en las explotaciones olivareras, principal cultivo de la zona, y han llegado a ser incluso beneficiosas para el desarrollo del producto de cara a la campaña de recolección que comenzará en octubre.

No obstante, las cooperativas agrarias han puesto a disposición de sus socios agricultores sus servicios técnicos para el seguimiento de cualquier siniestro ocurrido con la finalidad de dar parte del mismo a los seguros agrarios.

Faeca ha solicitado además a los ayuntamientos y la Diputación de Granada la limpieza y arreglo urgente de caminos rurales e infraestructuras que se encuentren en mal estado debido a las lluvias, para que los agricultores puedan acceder a sus fincas y continuar desarrollando sus labores agrarias con normalidad.

También piden la limpieza de cauces y ramblas para evitar posibles desbordamientos que pongan en peligro tanto a la población como a las instalaciones agrarias.

Fuente: www.besana.es

0 comentarios:

Publicar un comentario