lunes, 9 de septiembre de 2013

Ahora los partos de las vacas pueden programarse


Tecnología basada en monta estacional
Este esquema de reproducción tiene como base el sistema de monta estacional, que se aplica en hatos ganaderos con el fin de tener partos concentrados en una o dos épocas específicas del año. Foto: Asocebú
La Universidad de La Salle y la empresa Llanocamoita vienen desarrollando un proyecto de investigación, cofinanciado por Colciencias, para implementar un sistema sustentable que permitirá determinar la fecha de nacimientos en los bovinos.
¿Cuándo le gustaría que naciera el ternero? Esta pregunta se escucha cada vez con más frecuencia en los hatos ganaderos del país y refleja una realidad ineludible: los partos en vacunos se pueden planear.
En condiciones naturales, el bovino se reproduce y produce leche de acuerdo a la mayor disponibilidad de comida, que en este caso es el forraje, que aumenta su producción en la temporada de lluvias. Así, la mayor oferta de alimento permite que el animal pueda ingerir más nutrientes, lo que mejora su fertilidad, generando preñeces, partos y producción de leche. (Lea: La monta estacional: una forma de planeación de la producción ganadera)
“Uno de los factores decisivos en este proceso ha sido el uso de alimentos concentrados, que se pueden almacenar durante todo el año. Pero lo fundamental aquí es llevar los registros en bases de datos que permitan planear y coordinar los momentos claves para la reproducción”, explica Juan Fernando Vela, director del Programa de Medicina Veterinaria de La Salle.
En regiones como la Andina, donde las lluvias se presentan en marzo y septiembre, “hoy día podemos sincronizar las vacas para que los terneros nazcan en esas épocas, cuando hay más disponibilidad de alimento. En esos meses las fincas pueden tener lo que se llama partos estacionales o partos programados, de manera  que el gran número de crías nacidas al tiempo, dan la sensación de estar en un kínder bovino”, agrega Vela. 
Voces del gremio bovino
Ante esto, voces expertas del gremio ganadero hacen su aporte. “La concepción de este trabajo es buena, siempre y cuando se tenga en cuenta la información climatológica, del nivel de precipitaciones y si es verano o invierno, ya que las condiciones climáticas van a definir (además de los otros elementos) si es rentable que los animales ovulen, se preñen y nazcan los terneros en cierto momento”, señala Héctor Anzola Vásquez, coordinador de Desarrollo e Investigación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
Estos esquemas de reproducción tienen como base el sistema de monta estacional, que se aplica en hatos ganaderos con el fin de tener partos concentrados en una o dos épocas específicas del año. “El trabajo de monta estacional se hace también sobre registros, se mira el comportamiento del pasado en cuanto a clima y fertilidad de los animales y sobre eso se plantea la programación del evento futuro para llevar a cabo los apareamientos y a partir de allí se hacen planeaciones para mejorar la fertilidad del ganado”, indica Anzola Vásquez. (Lea: Un mensaje de texto para saber cuando su vaca esté en celo)
Como parte del estudio, la Universidad de La Salle revisó a nivel internacional en qué países usan este sistema y encontró que en Nueva Zelanda, la producción de leche es estacional, lo que permite que ese sector tenga alta competitividad. Todo comenzó cuando los investigadores de ese país empezaron a resolver el problema que representa la escasez de pasto en invierno y crearon sistemas de producción que no dependieran del pasto, sino de los cereales.
Ahora en Colombia, los expertos coinciden en que la implementación de modelos de partos estacionales representa una tecnología valiosa para la producción ganadera del trópico, no solo como estrategia productiva sino también gerencial, ya que ofrece una disminución en los costos de producción y por lo tanto, un aumento en el margen de rentabilidad por litro de leche o kilo de carne producido.

0 comentarios:

Publicar un comentario