martes, 10 de septiembre de 2013

El mercado del caracol anda rápido

ESPAÑA : Dos nuevas granjas dedicadas a la cría del caracol han presentado la solicitud de apertura en Extremadura Fernando Baquero García, propietario de una de ellas, está a punto de recoger una producción de 3.000 kilos
En los ultimos meses, la helicicultura, la cría de caracoles, ha aparecido en la región como un sector al alza. Así lo demuestran dos solicitudes de apertura de dos nuevas explotaciones de caracoles registradas recientemente en la región. Fernando Baquero García es el propietario de una de ellas en el municipio pacense de Aceuchal. El comenzó su andadura el pasado invierno tras haber estado parado durante unos meses. Un curso sobre la cría de caracoles impartido en Salamanca y su espíritu emprendedor le llevó a adaptar su invernadero para la nueva actividad.
La apertura de una granja de estas características requiere del permiso de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. Para llevar a cabo la tramitación lo primero que debe establecerse es tanto la finalidad como la especie de la explotación puesto que los requisitos necesarios varían dependiendo de si van a ser utilizados como mascotas o van a ser dirigidos para el consumo animal o humano.
Los caracoles que cría en su granja Fernando pertenecen a la variedad más común, la Helix Aspersa, y están destinados para la alimentación. Estos serán distribuidos a sus clientes, entre los que se encuentran restaurantes, supermercados y pescaderías, así como particulares, de Badajoz, Almendralejo, Mérida y Zafra, entre otras localidades.
La Junta también exige un estudio detallado de las instalaciones en las que se produce la cría del caracol, así como los protocolos de funcionamiento del centro. Con ello se trata de controlar la posible introducción de elementos que puedan perjudicar al correcto desarrollo de la actividad y evitar el escape de ejemplares al medio natural.
Siguiendo estas normas, Fernando ha adecuado su invernadero, de unos 1.500 metros cuadrados, para las condiciones necesarias para los caracoles. “El calor”, afirma, “tampoco viene mal siempre y cuando se mantenga una muy alta humedad”. Por ello realiza un riego intensivamente durante la noche que es cuando los caracoles se encuentran en su momento de mayor actividad.
Tras seis meses con el proyecto, la primera producción esta ya casi lista para su venta. Fernando estima una producción de entre 2.500 y 3000 kilos de caracoles puesto que, en condiciones idóneas, se pueden llegar a obtener unos dos kilos por metro cuadrado. Jose Ramón Prieto, alcalde del municipio de Aceuchal, se ha mostrado muy orgulloso del espíritu emprendedor que ha demostrado su vecino llevando a cabo esta operación que, “en la situación actual, puede crear empleo y supone un desarrollo económico en la zona”.

 Fuente: www.lacronicabadajoz.com

0 comentarios:

Publicar un comentario