jueves, 17 de octubre de 2013

Carencia de calcio inducidas en pepino bajo abrigo


Durante estos anómalos días otoñales de altas temperaturas, se están observando en los invernaderos granadinos ocupados con el cultivo del pepino, los síntomas característicos de las carencias de calcio inducidas, coloquialmente llamados “cogollos quemados”.

Los SÍNTOMAS de esta carencia sobre la planta se traducen en la presencia de abolladuras y abarquillamiento en las hojas apicales, márgenes necrosados y frutos de baja calidad, entre otros.

Las CAUSAS de esta carencia son principalmente extrínsecas: Las altas temperaturas, baja humedad ambiental y el exceso de iluminación provocan que la planta crezca muy rápidamente en altura y desarrolle un sistema radicular poco insuficiente. También provoca que se detenga la transpiración y por lo tanto el movimiento de agua, deteniendo también el transporte de calcio, afectando sobre todo a los puntos más alejados del sistema radicular, como son las zonas apicales o cogollos.

Entre las medidas correctoras, están las de mantener los techos blanqueados, ventilar los invernaderos, aumentar la humedad ambiental y eliminar las partes afectadas.


pepinos

0 comentarios:

Publicar un comentario