lunes, 21 de octubre de 2013

El mercado del aceite de oliva en caída libre

 
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente constata una gran caída para las cotizaciones del aceite de oliva, más destacadas en las categorías virgen y lampante.
El mercado del aceite de oliva continúa en caída libre, con escasísimas operaciones y precios que no parecen conocer suelo, en un contexto en el que disminuyen las salidas al mercado exterior y al interior, donde suben por el contrario las ventas de "mezclas de semillas" o del de maíz.
El mercado de futuros parece anticipar que los precios en origen no van a remontar, después de una semana -del 10 al 16 de octubre-, con una negociación de apenas 248 toneladas (102 contratos) y precios a la baja (1.920-2.070 euros/t) respecto a la anterior, cuando se operaban 1.724 t (676 contratos) de 1.920 a 2.120 euros.
En cuanto "al corto plazo", el sistema de Información de Precios en Origen (POOLred) recoge -entre el 12 de octubre y hoy- compraventas entre almazaras y comercializadoras de sólo 2.581,52 t, lo que supone un fuerte retroceso semanal, del -39 %. Sólo los vírgenes se mantienen en este tiempo, en los 2,15 euros/kg, frente a las caídas de vírgenes extra (-1,69 %), lampantes (-0,58 %) y, especialmente, los productos de calidad inferior, que se desploman un 43,40 % y se pagan a apenas 0,60 euros/kg. Entre el 18 de septiembre y el pasado viernes, se han operado 24.039,55 toneladas, según POOLred, un 12,32 % menos respecto al mes anterior.
Con datos entre el 7 y el 13 de octubre, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) constata una gran caída para las cotizaciones del aceite de oliva, más destacadas en las categorías virgen (-5,96 % hasta 219,04 euros/100 kg) y lampantes (-3,99 % y 209,13 euros/100). En menor cuantía, hubo descensos para aceites de orujo (-1,27 % y 117,78 euros) y girasol refinado (-0,48 % y 83,24 euros/100 kg).
Por plazas de referencia, sorprende en este período el "descalabro" del virgen extra en Badajoz, que se derrumba en 15 euros/100 kg, mientras que Jaén no va a la zaga, tras retroceder 12 euros para esta categoría y en unos más que contundentes -17 euros/100 kg en el caso de los vírgenes, según datos ministeriales.
Mientras tanto, los lampantes acumulan pérdidas en todos los mercados de referencia, con Badajoz nuevamente sufriendo devaluaciones inauditas de 21 euros/100 kg, o Málaga (-11,80), una situación negativa que también persiste en los olivas refinados.
¿Qué puede estar ocurriendo?
La crisis de consumo, después de unos pobres resultados de salidas tanto en el mercado nacional como internacional (-12 % y -31 %, respectivamente desde octubre de 2012 al 31 de agosto de 2013), la presión de la gran distribución y la escasa demanda de los envasadores, que sólo hacen operaciones puntuales a la espera de que sigan bajando los precios en la antesala de una importante cosecha.
Por otro lado, la recuperación del olivar español, después de la última campaña mermada considerablemente por la sequía, disparará las cifras mundiales hasta los 3 millones de toneladas, un 20 % más. Y, pese a las caídas que se esperan en Túnez -gran proveedor de aceite de España durante el último año- y Turquía, todo apunta a que también Portugal y Marruecos tendrás cosechas "in crescendo" ahora.
En el comercio, los últimos datos de las empresas envasadoras de aceites comestibles adheridas a la patronal Anierac siguen mostrando la desaceleración de las ventas de un sector con poco valor añadido para repartir entre todos los operadores de la cadena de valor.
Los industriales vendieron 481,5 millones de litros de todas las categorías entre enero y septiembre de 2013, casi un -10 % respecto al mismo período anterior.
Por categorías, comercializaron 112,92 millones de litros de aceite de oliva vírgenes (-2,37 %); de ellos, 82,40 millones de litros fueron "extra", un 10,89 % menos; mientras que el virgen hasta 2 grados alcanzó los 30,51 millones de litros (+31,64 %).
Un total de 139,84 millones fueron aceites de oliva refinados, con un -18,61 %; y las de orujo de oliva sumaron 10,28 millones de litros (-12,56 %).
También se desplomó la comercialización del aceite de girasol, con 181,55 millones de litros, un 9,46 % menos interanual, aunque sigue siendo el aceite de semillas más vendido de España.
Sin embargo, sorprende el auge de las ventas de productos minoritarios -hay quien se pregunta si pueden estar siendo usados por empresas de alimentación en sus procesos para ahorrar costes-; crecieron las ventas de "mezclas de semillas" (34,32 millones de litros, un 5,69 % más); de aceite de maíz (1,11 millones de litros, un 28,73 % más) y, especialmente, las de la rúbrica "resto de semillas", con un "disparatado" +218,75 %, hasta 204.000 litros.
Una mirada a los olivos de Jaén, epicentro productor mundial, muestra un retraso en la maduración de la aceituna de entre 15 y 20 días, lo que puede hacer que la recogida se retrase 2 o 3 semanas y no pueda arrancar como se esperaba a mediados de noviembre.
También es probable que los rendimientos grasos sean inferiores en las explotaciones de secano por estrés hídrico.

Fuente: www.besana.es

0 comentarios:

Publicar un comentario