lunes, 23 de diciembre de 2013

Drástica bajada de producción de almendra

Se confirma que será un 40% inferior a la del año anterior y un 35% menos que la media de los cinco últimos años.

Las crecientes afecciones fúngicas han acabado de arruinar la cosecha.
Reunida en Madrid el 18/12/2013, la Mesa Nacional de Frutos Secos, integrada por las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias de España, y la Asociación Española de Organizaciones de Productores de Frutos Secos y Algarrobas (AEOFRUSE), ha intercambiado información sobre la producción de almendra en España, para concluir que la oferta caerá aún más que lo pronosticado en julio. Se constata una cosecha catastrófica que no superará las 27.000Tm. Las caídas alcanzarán el 50% en determinadas regiones. 

Se trata de la cosecha más baja desde 2004. Se ha producido un descenso de más del 40% con respecto a la cosecha de la campaña pasada, como consecuencia de factores climáticos: heladas, problemas de polinización como consecuencia de las continuas y abundantes lluvias en el momento de la floración y el agotamiento de las plantaciones. También se han observado dificultades en la producción debido a la presencia de monilia y afección por gusano cabezudo. Los crecientes problemas de afecciones fúngicas en las plantaciones, ha acabado de arruinar la cosecha. 

A pesar de la situación alcista del mercado, la baja cosecha no ha permitido generar valor en la cadena, ni obtener rentabilidad a aquellos agricultores que no han obtenido producción. Los representantes del sector han lamentado que la escasez de producto repercute negativamente sobre los productores, cooperativas y operadores profesionales, quienes se encuentran con dificultades para cubrir sus costes por la baja cosecha y para satisfacer las necesidades de sus clientes y se ven sometidos a movimientos especulativos ajenos en muchos casos al sector, que añaden inestabilidad al mercado. 

Con esta situación se demuestra la necesidad de mantener una producción estable y fomentar su crecimiento, de manera que se eviten los dientes de sierra en los precios y la volatilidad en el mercado y que se reduzca la dependencia de las importaciones. En esta línea, es indispensable contar con un apoyo decidido por parte de las administraciones a través de un plan de reestructuración y ayudas específicas para el sector.

Fuente: www.infoagro.com

0 comentarios:

Publicar un comentario