lunes, 16 de diciembre de 2013

Prohibición del maíz transgénico 1507. Pioneer.

Se solicita la prohibición del maíz transgénico 1507 por el bien de los ciudadanos y del medio ambiente.

Existe justificación científica, política y jurídica para rechazar el maíz transgénico.
La Asociación Valor Ecológico ha remitido un escrito al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, en relación a la decisión que tendrá que tomar próximamente el ministro sobre la autorización del maíz modificado genéticamente denominado 1507, propiedad de Pioneer Hi-Bred International. 

En este sentido, Ecovalia expone que existe una justificación científica, política y jurídica para rechazar la autorización basada en los siguientes motivos: 

- Este maíz genéticamente modificado tiene dos características que produce su propio pesticida y que es tolerante a un herbicida específico (glufosinato de amonio). Según la legislación comunitaria, ambas características deben ser objeto de una evaluación de riesgos.

- La oposición a los cultivos transgénicos, y al sistema agrícola que representa, está muy extendida en todo el mundo. La mayoría de los consumidores europeos, un número importante de las cooperativas de consumo y otros minoristas privados han rechazado sistemáticamente los cultivos transgénicos. Esto se basa en la evidencia de los riesgos de los cultivos transgénicos, así como en su falta de beneficios reales. Como se ha demostrado una vez más por los recientes estudios científicos, los cultivos transgénicos en general no aumentan los rendimientos ni mejoran la resistencia a condiciones climáticas estresantes como sequías o inundaciones. Tampoco ofrecen soluciones a otros problemas como la degradación de los suelos agrícolas, y  la contaminación de los suelos y del agua.

- La ingeniería genética en los cultivos se basa en una comprensión simplificada de los sistemas biológicos, y es una tecnología obsoleta. Además de causar graves problemas para la salud,  medioambientales y socio-económicos y de los riesgos que plantea, no puede proporcionar las soluciones sostenibles y eficaces que la agricultura necesita. Biotecnologías más modernas como la selección asistida por marcadores, que pueden apoyar las prácticas agroecológicas, representan un mejor camino a seguir.

- Existen antecedentes de autorización de Organismos Genéticamente Modificados (OGMs), como fue el caso de la patata modificada genéticamente resistente a los antibióticos. En su momento, esta autorización provocó la indignación pública. La cosecha finalmente fracasó: sólo 25 hectáreas fueron plantadas durante el segundo año de cultivo, y BASF decidió retirar el producto del mercado. Esta autorización era tan legal y científicamente errónea que desde Hungría, Austria y Luxemburgo llevaron a la Comisión Europea a las Cortes y  el juicio está aún pendiente.

- La agricultura europea es más productiva sin cultivos biotecnológicos y utiliza menos productos químicos que en los EE.UU. 

Por todos estos motivos y por el grave perjuicio que provocaría la introducción de OGMs a la sociedad y  el medioambiente en general y al sector de la producción ecológica en particular, Ecovalia reclama que la introducción de transgénicos debe ser bloqueada. Los altos riesgos sociales, económicos y ambientales justifican la no autorización de los cultivos transgénicos. Nuestra sociedad no necesita los cultivos transgénicos. Por ello, Ecovalia hace un llamamiento a que voten en contra de la autorización de maíz 1507 y en su lugar se aumente el apoyo a los métodos de cultivo que protejan el medio ambiente y responda a los retos de la sociedad actual, como es el caso de la producción ecológica.

Fuente: www.infoagro.es

0 comentarios:

Publicar un comentario