viernes, 13 de diciembre de 2013

RAIF: TRIGO DURO. Consideraciones para la siembra

Vista previa
Resumen:
La escasez de precipitaciones del momento está provocando un retraso en el inicio de la sementera del Trigo duro. Del mismo modo en las parcelas ya sembradas se están produciendo pérdidas importantes de plantas por falta de humedad en el suelo.
Contenido:
No obstante, en las explotaciones destinadas a sembrar Trigo duro en Producción Integrada, se aconseja, a la hora de programar una correcta siembra, tener en cuenta varios aspectos técnicos, entre los que destaca la obligación de:
1.- Emplear semilla de categoría certificada; conservando las etiquetas hasta la comercialización de la cosecha, anotándose en el Cuaderno de Explotación el Nº de lote y país de procedencia.
2.- Aplicar dosis de siembra adecuadas a las condiciones de la zona, debiendo ser agronómicamente calculadas y justificadas por el técnico competente, en función del peso de 1000 granos. Dicha justificación deberá quedar documentada.
3.- Anotar, para cada parcela, en el Cuaderno de Explotación, la variedad y la dosis de siembra utilizada, así como la categoría de la semilla y el tratamiento a que han sido sometidas. (Véase el Cuadro nº 2 del Reglamento Especifico de Producción Integrada de este cultivo).
4.- Respetar, para cada especie y variedad, las fechas de siembra, de acuerdo con las recomendaciones del técnico competente, anotándose en el Cuaderno de Explotación la información correspondiente a las mismas.
Del mismo modo, está prohibido, mezclar semillas de diferentes variedades; sembrar en la dirección de máxima pendiente en recintos con pendiente media superior al 10%, excepto en el caso de siembra directa; repetir en la rotación 2 años consecutivos de la misma especie; así como sembrar cereal antes de Trigo duro.
El Reglamento Específico de este cultivo establece además como prácticas recomendadas el....Más información a través del acceso "Fuente".

0 comentarios:

Publicar un comentario