viernes, 17 de enero de 2014

A favor de las mariposas y contra los transgénicos

Vista previa
Resumen:
Los eurodiputados reclaman que la Comisión Europea no autorice la comercialización del maíz transgénico Pioneer 1507.

Contenido:
Esta variedad, resistente a los insectos, podría ser peligrosa para las mariposas y las polillas, asegura una resolución adoptada por el pleno de la Eurocámara este jueves. "Carecemos de pruebas sobre la seguridad de comercializar este nuevo organismo genéticamente modificado", aseguró la eurodiputada socialista alemana Dagmar Roth-Behrendt.
Señora Roth-Behrendt, ¿por qué se oponen los eurodiputados a que se autorice esta variedad concreta de maíz genéticamente modificado? ¿En qué se diferencia de otros transgénicos ya autorizados?
Desde que no se renovaran un par de autorizaciones a mediados de los años 90, sólo una variedad de maíz, el MON 810 de Monsanto, tiene autorización para el cultivo y la comercialización en la Unión Europea. Este sería el segundo.
En el caso del maíz 1507 de Pioneer, hemos decidido oponernos a esta propuesta de autorización porque nos sorprendió mucho la actitud de la Comisión de adoptar una decisión positiva a la que se oponen doce países de la Unión Europea, y sobre la que sólo seis han votado a favor.
La evaluación de riesgo de la Autoridad Europea de la Seguridad Alimentaria muestra que las mariposas y las polillas pueden verse amenazadas al exponerse al polen del maíz 1507. Pero Pioneer se negó a presentar más documentos sobre medidas de control y de mitigación.
Por último, la Comisión Europea adoptó la decisión de autorizar argumentando que había sido condenada por el Tribunal de Justicia Europeo el pasado mes de septiembre. Sin embargo, el Tribunal sólo había sentenciado que la Comisión no había actuado. Lo que no evitaba que la Comisión presentara una propuesta nueva para recomendar que no se autorice el maíz 1507.
La solicitud de cultivo se presentó por primera vez en 2001. ¿Espera que los Estados de la UE adopten una decisión pronto?
No podemos saber cuándo tomarán su decisión. Lo que puede decir es que toda nueva autorización para cultivar un organismo genéticamente modificado plantea problemas, y siempre ha resultado difícil que los Estados de la UE fragüen una mayoría a favor o en contra. Es por eso que las solicitudes de autorización pueden permanecer durante mucho tiempo a la espera de una decisión.
¿Deberían tener cabida los organismos genéticamente modificados (OGM) en Europa?
El pasado mes de julio, Monsanto anunció que retiraría la solicitud pendiente de aprobación para cultivar nuevos tipos de organismos genéticamente modificados en Europa, y explicó que no hay perspectivas comerciales. Es verdad que el marco reglamentario es complicado porque varios Estados de la UE no están a favor de que se concedan nuevas autorizaciones. También hay que señalar que la falta de pruebas facilitadas por la industria sobre la seguridad de los nuevos OGM no despeja las dudas recurrentes de los ciudadanos. Por esa razón, en la actualidad la mayoría de los europeos, el 61 por ciento según el Eurobarómetro de noviembre de 2010, se oponen al desarrollo de los alimentos transgénicos en Europa. Consideran que los OGM no ofrecen ventajas por inseguros, injustos y preocupantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario