lunes, 31 de marzo de 2014

Murcia ensayará la lucha biológica para controlar el virus de Nueva Delhi


Vista previa
Resumen:
La Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia tiene previsto desarrollar en zonas de cultivo de Marina de Cope (Águilas) y el Campo de Cartagena sendos ensayos basados en la suelta de un insecto útil (‘Eretmocerus mundus’), tras la colocación de plantas de berenjena que sirvan de refugio a este depredador, con el objetivo de controlar la mosca blanca, insecto vector que transmite el virus de Nueva Delhi.

Contenido:
El director general de Industria Agroalimentaria y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, calificó este proyecto como “referente mundial” en las iniciativas de control de la citada mosca blanca. La experiencia se llevará a cabo a través del Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA). La empresa Koppert suministrará gratuitamente la producción de insectos depredadores para buena parte de estos ensayos.
El responsable autonómico anunció recientemente en el municipio de Águilas esta iniciativa de la Consejería, en el marco de una jornada técnica dirigida a los productores de tomate, melón y sandía, en la que destacó que “los agricultores de Marina de Cope fueron punteros en el desarrollo de prácticas de uso sostenible para el medio ambiente, que sirvieron de base para el programa Murcia, Agricultura Limpia”.
El virus de Nueva Delhi apareció en agosto de 2009 y ocasionó serios problemas en cultivos tales como el calabacín y la calabaza. La Consejería de Agricultura y Agua realizó las oportunas prospecciones para delimitar el problema y concretar las zonas afectadas, así como la planificación de posibles ensayos para la presente campaña.
Para evitar la dispersión de esta virosis la Consejería publicó una Orden que establecía con carácter obligatorio una serie de medidas para el control del organismo, basadas en la realización de un paro biológico durante los meses invernales, así como el reforzamiento de las medidas estructurales en los invernaderos, a fin de romper el ciclo del mencionado insecto vector que la transmite (‘Bemisia Tabacci’).
Las prospecciones realizadas este año en la Región no han desvelado hasta la fecha un incremento de la enfermedad virótica, ni su expansión a determinadas especies de gran interés para la economía agraria de la Región, como es el caso del melón y la sandía. No obstante, la Consejería es partidaria de no bajar la guardia en los controles realizados en estos cultivos.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario