martes, 22 de abril de 2014

El CITA estudia el control de plagas de insectos en el olivar aragonés


Vista previa
Resumen:
Se conocen dos especies de barrenillos que excavan galerías en las ramas de los olivos.

Contenido:
La Oficina Comarcal de Agricultura de Belchite avisó en 2007 de daños producidos por barrenillos en los olivares de este término municipal. La observación in situ constató que los daños no se correspondían con los síntomas provocados por Phoeotribus scarabaeoides, un tipo de coleóptero barrenador muy común en todas las zonas olivareras de Aragón, por lo que debía tratarse de otra especie diferente a la ya conocida. El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), dependiente del Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, en colaboración con el Centro de Protección y Certificación Vegetal y la Oficina Comarcal de Agricultura de Alcañiz; comenzaron los trabajos de identificación del nuevo insecto que estaba produciendo los daños y el estudio de su ciclo biológico, su fenología y fauna entomológica auxiliar que controla de forma natural las poblaciones de esta plaga.
Actualmente el equipo que lidera la Dra. Mª Milagro Coca de la Unidad de Sanidad Vegetal del CITA, investiga las especies de barrenillos que están causando daños en Aragón, su sintomatología, sus características morfológicas, biológicas y fenológicas y la fauna auxiliar de insectos que controlan de forma natural sus poblaciones. Además, en el caso de la especie Hylesinus toranio, se ha llevado a cabo una evaluación de la eficacia de los productos fitosanitarios más usados en el olivar, para conseguir mayor control de este insecto, reduciendo el número de tratamientos y la pérdida de fauna auxiliar.
En Aragón se conocen dos especies de barrenillos, el Phloeotribus scarabaeoides y el Hylesinus toranio (Coleoptera, Curculionidae, Scolytinae). Estos insectos causan daños importantes por excavar galerías en las ramas de los olivos, causando daños considerables por la desecación de las ramas, pérdida de yemas fructíferas y, en definitiva, merma de la producción.
El cultivo del olivo configura uno de los principales sectores del sistema agroalimentario español por su importancia social, ambiental, económica y de salud pública. Además, el aceite de oliva y la aceituna de mesa, son componentes básicos de la “dieta mediterránea”. La importancia de este sector justifica profundizar en su conocimiento para incrementar la calidad de los productos, además de asegurar su rentabilidad económica.
Por ello, la tendencia futura es intentar rentabilizar los recursos en el control de plagas en general, estudiando el ecosistema del olivar en Aragón en su conjunto. En definitiva, abordar el control de plagas de forma que asegure una oleicultura sostenible a lago plazo, introduciendo métodos y técnicas de control que permitan la calidad alimentaría que la sociedad demanda.

0 comentarios:

Publicar un comentario