lunes, 28 de abril de 2014

Nuevo sistema de calefacción que controla la humedad en invernaderos


Vista previa
Resumen:
Hasta el momento, los sistemas utilizados para proporcionar calefacción en invernaderos consiguen aumentar la temperatura ambiental, pero no permiten eliminar la humedad excesiva del ambiente, de modo que se hace necesario ventilar, con la consiguiente pérdida de energía y el aumento de los costes de producción

Contenido:
La Empresa Sistemas de Calor S.L. está experimentando un equipo para la calefacción y control simultáneo de humedad en invernaderos, que promete ser un elemento indispensable para cultivos sensibles a la humedad elevada.
El equipo se está experimentando en el Centro experimental de la Fundación Tecnova en Almería y está basado en un circuito semiabierto de salmueras higroscópicas por el que se hace pasar el aire del invernadero. Con una potencia de 25 Kw permite condensar 15 litros/hora de humedad ambiental, que proporcionan 10 Kw adicionales de energía térmica, procedentes del calor latente de condensación del vapor presente en el aire húmedo. Se puede alcanzar una potencia total de 47 + 10 Kw por máquina.
La gran novedad del sistema radica en la eliminación simultánea de la humedad ambiental, junto con el calentamiento del invernadero. Para ello hay que asegurar la mejor hermeticidad posible del cerramiento, que puede prolongarse hasta primeras horas de la mañana sin necesidad de ventilar y aprovechar así el excedente de CO2 producido durante la noche.
Hasta el momento, los sistemas utilizados para proporcionar calefacción en invernaderos consiguen aumentar la temperatura ambiental, pero no permiten eliminar la humedad excesiva del ambiente, de modo que se hace necesario ventilar, con la consiguiente pérdida de energía y el aumento de los costes de producción. Aún en el caso de utilizar doble techo o compartimentar espacios, la elevada humedad obliga a crear aberturas y ventilar, con la consiguiente pérdida energética.
Las pérdidas de energía se amplifican cuando el plástico del cerramiento se encuentra mojado por condensación de humedad. Según diversas experiencias, la conductividad térmica del plástico pasa de ser 5 w/m2ºC a 15 cuando está empapado. Por otro lado, la energía aplicada dentro del invernadero promueve la evaporación del agua, que se transfiere directamente al revestimiento, y el calor escapa al exterior. En tal situación, la condensación, junto con la ventilación necesaria, disminuyen la eficiencia de la calefacción convencional al menos en un 40%.
Características
Entre las características más llamativas del sistema están las siguientes:
Disminución de la humedad ambiental a la vez que se proporciona calefacción.
Disminución de pérdidas de calor por reducción drástica de la condensación.
Disminución de la ventilación, pérdidas de energía y entrada de plagas.
Se disminuye la presencia de esporas en el aire, por filtración al pasar por la salmuera.
La humedad controlada disminuye notablemente los efectos de enfermedades fúngicas.
Se aprovecha el CO2 nocturno durante las primeras horas del día.
Se mejora la estabilidad térmica de los cultivos y se compensa la evapotranspiración.
La mejora en las condiciones de humedad mejora la polinización y el cuaje.
En resumen, mediante la calefacción con salmuera higroscópica, según diversas experiencias europeas se disminuyen las pérdidas globales de energía hasta un 60%, a la vez que se controla la humedad, se filtra el aire, se favorece el cuaje, se disminuye el estrío y se disminuye la entrada de vectores patógenos indeseables.
Los ensayos se han iniciado recientemente y ya muestran resultados interesantes, esperándose que en breve se disponga de datos comparativos propios.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario