viernes, 27 de junio de 2014

La dolomita triunfa como fuente de fertilización vegetal


Vista previa
Resumen:
La dolomita ha encontrado un nuevo nicho de mercado en el campo de la agricultura al margen de la piedra natural. Este mineral con alto grado de pureza es muy utilizado en la fabricación de refractarios, vidrio y como material de construcción (cementos, piedras ornamentales, aislante térmico, preparación de gres para brillo de baldosa…), y ahora triunfa como fuente de fertilización vegetal.

Contenido:
En la agricultura constituye un fertilizante (también llamado corrector) indispensable al modificar el PH del suelo logrando regular su acidez estableciendo un medio más propicio para el desarrollo de un cultivo y la actividad de la vida microbiana del suelo responsable de la humificación. Esta práctica agronómica se fundamenta en que en el rango de pH de 6,5 a 7, el proceso de fijación simbiótica del nitrógeno alcanza su máxima eficiencia. Además en este rango el Fósforo (P), Calcio (Ca), Magnesio (Mg) y Molibdeno (Mo) presentan su máxima disponibilidad, gracias a ello se acelera la descomposición de materia orgánica y la liberación de nutrientes, mejorando la estructura física del suelo.
El fabricante alemán TRIBOdyn AG (antes Zeobita Gmbh) lleva 10 años investigando con un enfoque I+D+I la aplicación de dolomita en la agricultura dando lugar a un producto revolucionario en la arquitectura LITHOVIT®, un fertilizante foliar 100% orgánico con certificación ecológica.
Este producto permite incrementar la productividad de los cultivos en un 10-40% en más de 60 países en Europa, Oriente Medio, Asia, Norte América, Sur América y África. Otros beneficios a destacar son la mejora de la cosecha debido al aumento de síntesis de azúcares, la intensificación del crecimiento y la coloración verde, una mayor resistencia frente a sequías, heladas, insectos, plagas y afecciones por hongos y mejora del suministro de micronutrientes esenciales a las plantas. Asi mismo permite un incremento de la tasa fotosintética de un 50% en condiciones óptimas.
Dolomita
La dolomita es un mineral procedente de rocas sedimentarias continentales y marinas que se puede encontrar en capas de varios cientos de metros, siendo uno de los minerales más difundidos en las rocas sedimentarias carbonatadas. Su presencia representa un 2% de la corteza terrestre. Denominada de esa forma en honor al geólogo y mineralista Déodat Gratet de Dolomieu que la descubrió en torno a 1788-1789. Se trata de un mineral compuesto de carbonato cálcico y magnésico [(CaMg(CO3)2)]. Su formación se basa en la acción del agua rica en magnesio, sobre depósitos calcáreos, en donde se produce una progresiva sustitución del calcio por el magnesio. A este proceso se le denomina dolomitización. Además, como impurezas puede contener hierro y magnesio. Su color presenta diferentes tonalidades predominando el incoloro o blanco grisáceo.

Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario