sábado, 27 de septiembre de 2014

Un nuevo fertilizante gracias al purín porcino


Vista previa

Resumen:
Cuatro socios españoles trabajan para llevar a cabo un nuevo fertilizante a través del digestato.

Contenido:
La siempre dificultad de eliminar el purín porcino podría tener visos de arreglarse. Y es que cuatro socios españoles coordinados por el centro tecnológico Cartif de Valladolid, trabajan para valorizar una parte de esos purines, el digestato. Los purines de cerdos de criadero son muy contaminantes. De hecho los dos principales problemas medioambientales que presentan los purines de cerdo tienen que ver con los olores y la contaminación, en cuanto a materia orgánica y nitratos. Por ello, este proyecto europeo se presenta atractivo a la hora de modificar los purines en fertilizantes mixtos que mejoren el rendimiento de los cultivos a los que se aplique.
Los cuatro socios españoles acompañados por el centro tecnológico de Cartif, intentan llevar a cabo su proyecto europeo del Programa LIFE- MixFertilizer. De tres años de duración y 1,2 millones de euros de presupuesto, el atractivo plan cuenta con convertir los residuos de cerdo en materia aprovechable. A día de hoy en España se producen al año en torno a 50 millones de toneladas de purines de los cuales 2,5 millones son tratados en las 19 plantas que funcionan en el país. Teniendo en cuenta que el porcino es el sector ganadero más importante que tenemos en España facturando cerca de 6.200 millones de euros, alrededor del 40% de la producción ganadera total, podemos darnos cuenta de la importancia que tendría este proyecto para la mejora de los cultivos aplicados.
De todo el aprovechamiento de residuos en la actualidad, el principal viene consolidado en el energético. Más concretamente con el biogás, favorecido en la legislación de 2007 con las primas a las renovables. Con la patente incertidumbre sobre el futuro de estas primas, se hace aún más importante si cabe el proyecto vallisoletano que trata de valorizar otra parte de estos residuos: el digestato. Este tipo de residuo es una especie de pasta que se genera en el proceso de depuración del purín. Para ello, lo que propone este proyecto es una separación de la parte liquida y sólida del digestato. Esta parte sólida se estabiliza y se obtiene un compost que directamente se puede aplicar como fertilizante, mientras que de la parte líquida se recupera el nitrógeno inorgánico, más concretamente sulfato amónico, que es otro tipo de fertilizante que se comercializa.
Por ello, los dos productos que se van a obtener en el marco del proyecto se comercializan por separado. Ahora bien, la gran innovación que proponen los investigadores es formular un fertilizante mixto, un abono con una base orgánica de la parte compostada y los nutrientes que aporta la fracción inorgánica del sulfato amónico. Algo también importante de reseñar es que se añadirá a este nuevo fertilizante un inhibidor de la nitrificación para controlar la liberación del nitrógeno inorgánico y evitar problemas de contaminación.
Plantas piloto
Para demostrar la viabilidad de este nuevo fertilizante los socios del proyecto, unidos a CARTIF, PURINES ALMAZÁN , el fabricante de fertilizantes SERMIVED y ASAJA-Soria, pondrán en marcha dos plantas demostrativas a finales de este año, una para la fracción liquida, la otra para la sólida. Ambas se llevarán a cabo en las instalaciones de Purines Almazán en Soria.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario