jueves, 2 de octubre de 2014

El aceite de oliva “made in Spain” triunfa en los mercados


Vista previa
Resumen:
España venderá todo su aceite antes de que concluya el próximo año oleícola.

Contenido:
El aceite “made in Spain” triunfa en los mercados, con unos datos de comercialización sorprendentes —con más mérito, si cabe, si consideramos que la última campaña tuvo la producción más elevada de las últimas diez temporadas— con los que España será capaz de vender todas sus stocks en tiempo récord.
La Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) considera que los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente relativos al consumo de octubre de 2013 a agosto de 2014 garantizan la venta del volumen de existencias (615.000 toneladas) y de la producción de la próxima cosecha antes de que concluya el siguiente año oleícola.
“El excelente comportamiento de las exportaciones, que casi han duplicado la cifra del año oleícola anterior; el incremento del mercado interior y la previsible baja cosecha de la próxima campaña, motivada por la escasez de precipitaciones”, son factores que apuntalan el pronóstico de esta organización de empresas.
Desde octubre del año pasado hasta agosto de este año, el consumo ha ascendido a 1.515.700 toneladas de aceite de oliva: 1.072.200 toneladas han sido exportadas y 498.500 toneladas, en España.
Los mercados descuentan que la próxima campaña de producción española, líder mundial, será muy baja, lo que explica el “rally” alcista de los precios en los últimos meses y que las grandes envasadoras modifiquen sus previsiones de márgenes, dado el impacto inicial que tiene sobre ellas la subida de la materia prima.
Estas grandes compañías no pueden trasladar rápidamente este encarecimiento en los compradores, la gran distribución, que ejerce una fuerte presión para no desplazarlos de los lineales.
Desde finales de mayo y hasta hoy, el mercado en origen del aceite de oliva ha experimentado una subida superior al 50%, debido a unas perspectivas de cosecha española inferiores a las inicialmente estimadas, según Deoleo, lo que tiene su origen en los efectos de la falta de lluvias durante la primavera y los fuertes calores de agosto y primeras semanas de septiembre.
En todo caso, esta firma aceitera augura que sus ventas para este ejercicio serán de 775 millones de euros y su Ebitda interanual subirá el 5%, lo que muestra que estas compañías están mejorando sus cifras de comercialización. Y no es la única.
En este sentido, los envasadores de Anierac han vendido entre enero y agosto 473,36 millones de litros de todos los tipos de aceites comestibles (+9,53% interanual); de ellos, 252,25 millones de litros correspondieron a vírgenes + olivas (+ 11,18%). Por contra, las salidas de aceite de orujo cayeron un 5,84%.
En lo que respecta a la comercialización de aceites de semilla, se incrementó un 8,29%, hasta 212,30 millones de litros, con datos importantes de girasol (166,04 millones de litros, + 1,78%).
Una mirada a la evolución de los precios en origen de los últimos días muestra que el mercado se da un respiro, hay menos operaciones de compraventa y se detienen las subidas de las últimas semanas.
El Sistema de información en origen POOLred, por su parte, recoge una caída de los valores en todas las categorías entre el 19 al 25 de septiembre, respecto a la semana anterior, a excepción de los aceites de inferior calidad, que se disparan un 318%, hasta los 2 euros/kg.
Esa semana, en la que hubo transacciones de 4.802 toneladas entre almazaras y entidades comercializadoras (–43,43%), las cotizaciones cayeron un 1,68% para el virgen extra, hasta 2,68 euros/kg; un –1,89% para los vírgenes, hasta 2,54 euros/kg; y un –2,4% para los lampantes, que se quedan en 2,44 euros/kg, según POOLred.
Del 15 al 21 de septiembre, el Ministerio refleja el descenso para todos los olivas (entre el –0,98 y el –1,41%), mientras se mantiene el girasol refinado en 72 euros/100 kilos.
En Italia, subieron un 0,5% los aceites de oliva vírgenes extra del 15 al 21 de septiembre, según Ismea, que se pagan a 4,05 euros/kg en origen, tras una revalorización interanual del 32,5%, mientras que los vírgenes repuntaron un 0,3%, hasta 2,58 euros/kg. Por contra, los lampantes retrocedieron un 0,2% semanal.
No hubo variaciones en Grecia o Túnez, que acumulan revalorizaciones interanuales en algunas categorías, que oscilan entre el 9 y el 30%, especialmente significativas en el primero.
Entre las novedades del sector, hoy mismo se ha hecho efectiva la fusión de Baco, el primer grupo cooperativo comercializador de vino de España (Alcázar de San Juan, Ciudad Real), y la andaluza Dcoop —primer productor oleícola mundial—, para conformar la mayor cooperativa agroalimentaria multisectorial, con un patrimonio neto de más de 98 millones de euros y facturación de 700 millones. Figurará entre las tres primeras cooperativas nacionales.
Fuente:
Gines Mena | Valencia fruits

0 comentarios:

Publicar un comentario