jueves, 13 de noviembre de 2014

Eficacia y resistencias en el uso de herbicidas


Nos hacemos eco en Diario del Campo de los consejos realizados por el citado Centro de Sanidad y Certificación Vegetal de Aragón.
MODO DE ACCIÓN DEL HERBICIDA
Para reducir el riesgo de aparición de ecotipos resistentes se recomienda alternar con métodos no químicos de control (barbecho, rotación, laboreo, abono verde,…); evitar el monocultivo de cereal; y evitar el uso continuado del mismo herbicida o de herbicidas que tengan el mismo modo de acción.
No se aconseja tratar más de dos años seguidos con herbicidas que respondan al mismo indicativo, especialmente con los grupos que tienen más riesgo de producir resistencias”.
TRATAMIENTOS CON HELADAS
Las bajas temperaturas aumentan la sensibilidad de los cereales, razón por la cual no son aconsejables las aplicaciones inmediatamente antes o después de fuertes y continuas heladas.
Incluso para los herbicidas en los cuales no es muy importante este efecto, no conviene tratar con temperaturas bajas, ya que hay una disminución de la eficacia”.
CONTROL DE LA AVENA LOCA
Para el control de la avena loca en parcelas muy infestadas se recomienda:
- Cambiar el cultivo (leguminosa, girasol o barbecho en secano, y maíz en regadío).
- Si esto no es posible, sembrar cebada, aumentar la dosis de siembra en un 10 por ciento y tratar con un herbicida específico.
- Sembrar el cereal y segar en verde junto a la avena antes de producir semillas”.
ALTERNATIVA EN RESISTENCIA EN AMAPOLAS O ABABOL
La grada de púas flexibles, usada sobre suelo en tempero y amapolas pequeñas, puede ser una alternativa de control muy eficaz.
El laboreo en profundidad, realizado ocasionalmente, reduce su emergencia siempre y cuando no se repita al cabo de pocos años, ya que las semillas enterradas sobreviven en el suelo muchos años y volverían a la superficie.
Barbechos y retrasos de siembra también ayudan a reducir las densidades de amapola”.
ALTERNATIVA EN RESISTENCIA EN VALLICO, LUELLO O MARGALL
No hay que olvidar que el enterrado de las semillas con arado de vertedera (15-20 centímetros de profundidad es suficiente), el retraso de la siembra del cereal combinado con pases de grada o de un herbicida no selectivo para eliminar las plantas emergidas, y el barbecho pueden ser medidas muy eficaces para el control de estas poblaciones”.

Fuente: http://www.diariodelcampo.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario