lunes, 10 de noviembre de 2014

Llega el supertomate


Vista previa
Resumen:
La revista Nature Genetics ha publicado un estudio elaborado por algunos investigadores del Cold Spring Harbor Laboratory (CSHL) que describe la técnica de doblar la cantidad de tomates producidos ajustando el equilibrio entre la floración y la producción de hojas. En el futuro, esta técnica también podría emplearse en otros cultivos como la soja.

Contenido:
"Tradicionalmente, los productores han intentado incrementar las cantidades mediante variantes genéticas, pero no era suficiente", explica el coordinador del estudio, Zachary Lippman.
Dado que casi una de cada ocho personas no puede alimentarse adecuadamente, Lippman está convencido de que se precisan con urgencia nuevos métodos de producir más alimentos. Para alcanzar este objetivo, el grupo de investigación identificó una serie de mutaciones genéticas que modifican la arquitectura de las plantas.
En particular, se regula el equilibrio entre florígenos (hormonas que estimulan el crecimiento y, por tanto, la producción de frutos) y los antiflorígenos (hormonas que favorecen la producción de hojas).
Los estudios preliminares realizados por Lippman y algunos colegas israelíes demuestran que una mutación en los florígenos puede incrementar el rendimiento. Esto, a su vez, sugiere que el equilibrio de hormonas en las plantas de tomate quizá no sea óptimo, pese a los siglos de cultivo con variaciones genéticas naturales.
Los científicos del CSHL identificaron una serie de variaciones genéticas que pueden incrementar la producción de tomates. En la imagen, de izquierda a derecha: la producción media de una planta de tomates industrial estándar. Las tres muestras siguientes fueron producidas con plantas modificadas.
"Descubrimos que las diferentes combinaciones incrementan las cantidades de tomates que normalmente se consumen en fresco, como los tomates cherry". Esto permitirá a los productores personalizar las variaciones genéticas de las distintas variedades.
Este conjunto de genes "alterados" permitirá a los productores regular la producción en función de las condiciones meteorológicas y del mercado.
Los mismos resultados pueden aplicarse a otros cultivos, como la colza o el girasol. Los investigadores del CSHL están ansiosos por aplicar esta técnica a la producción de soja.
El trabajo ha sido financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), la Fundación Israelí para las Ciencias (ISF), el Fondo Binacional Agrícola y de Investigación (BARD) y el Programa de Investigación del Genoma Vegetal de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF).
El estudio titulado "Optimization of crop productivity in tomato using induced mutations in the florigen pathway" está disponible en línea en nature.com/ng/index.html Los autores del estudio son: Soon Ju Park, Ke Jiang, Lior Tal, Yoav Yichie, Oron Gar, Dani Zamir, Yuval Eshed, Zachary Lippman.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario