jueves, 18 de diciembre de 2014

Cladosporiosis en cultivo de tomate bajo abrigo

Cladosporiosis en cultivo de tomate bajo abrigo
En estos momentos Cladosporiosis está presente en la mayoría de las parcelas de tomate en la provincia de Almería.


En estos momentos Cladosporiosis (Fulvia fulva), está presente en la mayoría de las parcelas de tomate en la provincia de Almería pero en niveles bajos.

Condiciones climáticas
Las temperaturas que favorecen el desarrollo de esta enfermedad van de 20 a 25 ºC y una humedad relativa superior al 80%. La incidencia de ésta disminuye de forma muy importante al limitarse los períodos de humedad relativa alta.

Difusión
El hongo puede sobrevivir en restos vegetales, en el suelo y sobre las estructuras del invernadero.

La propagación se realiza por el viento y la penetración en la planta se realiza a través de los estomas.
Daños directos
Los ataques se manifiestan en el haz de las hojas en forma de manchas amarillas, angulares y contornos difuminados que se corresponden en el envés con un micelio de color pardo y violáceo.

En caso de fuertes ataques el micelio puede alcanzar el haz de las hojas.
Las hojas afectadas envejecen amarilleando y desecándose por completo.
Los órganos que no tienen estomas como los frutos no son susceptibles, ya que el hongo no puede penetrar directamente.

Fuente: RAIF

0 comentarios:

Publicar un comentario