sábado, 6 de diciembre de 2014

El cultivo de Clivia


1. Taxonomía y Origen
2. Morfología
3. Requerimientos edafoclimáticos
4. Propagación
5. Técnicas de cultivo
6. Plagas y enfermedades
6.1. Plagas
6.2. Enfermedades
7. Fisiopatías

1. TAXONOMÍA Y ORIGEN


FamiliaAmaryllidaceae
GéneroClivia
EspeciesC. caulescens
C. gardenii
C. miniata
C.mirabilis
C. nobilis
C. robusta
Nombre comúnClivia

Este género incluye seis especies originarias de África del Sur. 

2. MORFOLOGÍA

La clivia es una planta utilizada normalmente para interior. La especie más cultivada esClivia miniata y sus variedades hibridas, siendo la más extendida `Grandiflora´.

La clivia es una planta herbácea y perenne que puede llegar a alcanzar una altura de 50cm.

- Raíces: Presentan raíces gruesas fasciculadas de aspecto carnoso.

- Hojas: Presentan hojas largas (de 30 a 50cm), con forma lineal-oblonga, planas y de aspecto coriáceo. Son de color verde oscuro muy característico. Las hojas nacen desde la base en dos grupos entre el escapo floral, adquiriendo forma de abanico.
Hojas de clivia. Fotografía: OliBac

- Flores: Presentan inflorescencias en umbela que nacen en el extremo de un largo tallo llamado escapo floral. Las flores individuales son hermafroditas, en forma de embudo y normalmente de color naranja intenso, rojo o raramente amarillo pálido.
Inflorescencia en umbela de clivia. Fotografía: Kate Ter Haar
Flores de clivia. Fotografía: Maja Dumat

Esta planta requiere dos meses de frio antes de florecer, por lo que generalmente, su floración, dependiendo de la variedad, ocurre al final de invierno o principio de primavera y continúa hasta mediados de verano.

- Fruto: El fruto es una baya globosa de color rojo que puede contener en su interior un número variable de semillas.
Frutos de clivia. Fotografía: Enjosmith

3. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

- Temperatura: La temperatura óptima oscila entre los 18-20ºC, aunque puede tolerar temperaturas de hasta 5ºC. 

- Humedad: En cuanto a la humead no es exigente. Puede tolerar sequedad en el ambiente.

- Luz: Requiere buena iluminación. No tolera la radiación solar directa por lo que se debe cultivar en lugares de sombra.

- Sustrato: Requiere de sustrato ligero con buen drenaje.

- Riego: El riego deficitario durante los meses de invierno da buen resultado en la floración. Durante la floración, el riego debe ser abundante, pero sin llegar al encharcamiento.

4. PROPAGACIÓN

La propagación de clivia requiere de un periodo lento de cultivo, lo cual supone un inconveniente para su comercialización.

Puede realizarse por semilla, división de rizomas o rebrotes, siendo la primera la más utilizada a nivel comercial.

- Multiplicación por semilla: Este método es el más adecuado a nivel comercial. Sin embargo, presenta el inconveniente de que debe transcurrir un periodo de nueve meses para la maduración de las semillas. Una vez maduras dichas semillas, el poder germinativo disminuye a partir de los dos meses.

La siembra se debe realizar en bandejas. Las bandejas multilóculos son las más aconsejables para evitar la ocurrencia de daños radiculares en el momento del trasplante. Otra posibilidad es en macetas de 6-7cm, sobre sustrato esterilizado de turba enriquecida y arena. Transcurrida la siembra, se requiere de humedad constante y una temperatura en el sustrato de 20ºC. En estas condiciones la planta germina en 30-45 días.

Transcurridos 12-15 meses de la siembra, se trasplantan a macetas de 10cm. Finalmente, a los 24-28 meses se realiza otro trasplante en macetas de 14cm.

5. TÉCNICAS DE CULTIVO

- Poda: Se debe realizar únicamente una poda de limpieza. Es conveniente cortar la inflorescencia desde la base del escapo una vez marchita. De esta forma, se evita la fructificación. 

- Fertilización: Durante la primavera y verano, se debe fertilizar cada quince días con un abono completo, que incluya microelementos a razón de aproximadamente 200ppm y en equilibrio 2:1:2.

- Inducción floral: Para garantizar la floración todos los años, se debe dejar un periodo de reposo durante el invierno. Esta técnica consiste en suspender el riego durante los meses invernales (hasta febrero-marzo). En primavera-verano, el riego debe normalizarse hasta el inicio del otoño, donde se vuelve a disminuir gradualmente el mismo hasta la llegada del invierno, suspendiéndolo de nuevo.

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES

Normalmente no se suelen presentar problemas graves de plagas y enfermedades.

6.1. Plagas

Cochinilla algodonosa (Pseudococcus citri): Esta plaga suele aparecer en otoño. Los síntomas son manchas amarillas en las hojas. También generan daños indirectos, ya que segregan una melaza donde se instala el hongo negrilla.

Para su eliminación, se puede utilizar alcohol metílico o un insecticida sistémico. Posteriormente, se deben lavar las hojas con agua jabonosa y enjuagarlas correctamente.

6.2. Enfermedades

Colletotrichum cliviaeEs un hongo que afecta a las hojas formando manchas pardas en líneas a lo largo de las mismas.

La aplicación de fungicidas cúpricos resulta eficaz para su control.

Roya: Este hongo provoca la aparición de manchas rojizas en las hojas. 

Para su control se realizan tratamientos con fungicidas.

7. FISIOPATÍAS

- Amarilleamiento y deshidratación de las hojas: Este síntoma se debe a la incidencia directa de radiación solar. La carencia nutricional, también puede provocar estos síntomas.

- Hojas sin brillo: Este síntoma aparece como consecuencia de un exceso hídrico.

Fuente: Redacción Infoagro

0 comentarios:

Publicar un comentario