lunes, 1 de diciembre de 2014

El cultivo de la Begonia


A este género pertenecen 400-500 especies por lo que existe una gran diversidad en cuanto a forma y características. Además, a lo largo del tiempo se han ido obteniendo innumerables híbridos y variedades nuevas.

1. Taxonomía y Origen
2. Morfología
3. Requerimientos edafoclimáticos
4. Propagación
5. Técnicas de cultivo
6. Plagas y enfermedades
6.1. Plagas
6.2. Enfermedades
7. Comercialización


1. TAXONOMÍA Y ORIGEN 





FamiliaBegoniaceae
GéneroBegonia
EspeciesB. boliviensis
B. elatior
B. masoniana
B. rex
B. versicolor
B. clarkei
B. pearcei
B. socotrana
B. evansiana
B. metallica
B. semperflorens
B. venosa
Nombre comúnBegonia


Al género Begonia pertenecen 400-500 especies, aunque si se tienen en cuenta los híbridos y las mutaciones, podrían alcanzar las 1200. 



Esta familia tiene su origen principalmente en las zonas tropicales y subtropicales de Asia, África y América. 



2. MORFOLOGÍA

Debido a las numerosas variedades pertenecientes a este género, existe una gran diversidad en la forma y características de cada especie. Además, a lo largo del tiempo se han ido obteniendo innumerables híbridos y variedades nuevas, lo cual dificulta aún más su clasificación. No obstante:



El género Begonia, se divide, según el tipo de raíz en tres grupos:



- Begonias de raíz fasciculada: Presentan un sistema radicular en el que domina el crecimiento, tanto de raíces primarias como de secundarias. Las begonias de este tipo pueden ser arbustivas o de porte rastrero, pero todas producen flores en panícula. Algunos ejemplos son: B. metallicaB. semperflorens B. venosa.



Begonias de raíz rizomatosa: Presentan un sistema radicular en el que destaca la existencia de un tallo subterráneo destinado a la reserva de nutrientes (rizoma). Las begonias de este tipo presentan flores altas sobre el follaje, y que por lo general, son muy llamativas. Algunos ejemplos son: B. masonianaB. rex y B. versicolor.



Begonias de raíz tuberosa: Presentan tubérculos en la raíz. Las begonias de este tipo suelen ser generalmente anuales o perennes, con flores simples o dobles y muy llamativas. Algunos ejemplos son: B. clarkeiB. pearceiB. socotrana y B. evansiana.

Según la parte aérea de la planta:



- Begonias de flor: Presentan flores muy llamativas. Generalmente este grupo de begonias prefiere temperaturas más frescas y humedades relativas más altas. En este grupo se incluyen los híbridos de Begonia ´Glorie de Lorraine´, de Begonia elatior y de Begonia semperflorens



- Begonia `Glorie de Lorraine´: Abreviadamente begonia Lorraine. Es una creación del francés Victor Lemoine, de Nancy. Proceden de un cruce entre B. socotrana y B. degrei.

Apareció en el mercado internacional de flores en el año 1893 y desde entonces, ha conquistado casi todo el mundo. 



Innumerables híbridos del tipo originario, con flores cuyo color va desde el rosa claro al rosa oscuro, florecen desde otoño hasta principios de año (poseen la pecualiaridad de florecer en días cortos).



- Híbridos de Begonia elatior: Proceden de cultivos ingleses y se conocen en el mercado desde el año 1907. Existen innumerables variedades, modificadas y mejoradas continuamente, con flores sencillas, semidobles y dobles. También las hay de floración invernal, cuyos colores pueden ser blanco, amarillo, rosado y rojo claro u oscuro. Existen también formas con flores bastante grandes.



Esta begonia es, actualmente, la predominante en el mercado, ocupando alrededor del 90% de las ventas. Se las denomina B. x hiemalis porque su origen resulta del cruce entre B. socotrana y B. tuberhybrida



Las numerosísimas variedades se agrupan en series, generalmente referidas a la variedadoriginal. Ejemplos: `Schwabenland´, `Toran´, `Aphrodite´, `Ilonka´, `Rosaria ´, `Elfe´, etc.



Begonia semperflorens: Begonia siempre florida. Se trata de una begonia de parterre para intemperie pero cada vez es mayor la oferta para interior.



Se reproducen por semilla. Existen numerosos híbridos F1, clasificados por el tamaño de las flores y el color del follaje.



Florecen durante casi todo el año. Han sido desarrolladas para ser plantas de borduras y macizos en jardinería. 



- Begonias arbustivas: Este grupo incluye especies procedentes, en su mayoría, de regiones tropicales de América Central y Meridional. 



Son plantas de gran porte, erectas (excepto B. foliosa y B. limmingheiana con crecimiento colgante) y muy ramificadas. No desarrollan verdadera madera aunque los tallos más lignificados tengan aspecto leñoso en su porción cercana a la base. 



Las flores, que aparecen en racimos colgantes, son de gran tamaño, generalmente rojas o rosadas. Algunas incluso son olorosas.



La forma y coloración de las hojas muestran toda la diversidad que puede ofrecer el géneroBegonia, aunque no alcanzan el esplendor y la belleza de las begonias de hojas.



Las begonias arbustivas son muy sensibles a las corrientes de aire, a lugares demasiado fríos, demasiado calurosos o demasiado oscuros, al encharcamiento y también a la sequedad del sustrato.



Algunos ejemplos de begonias arbustivas son los siguientes:



B. metallica: Begonia arbustiva típica, de hasta 80cm de altura. Floración desde verano a otoño.



B. Cleopatra: Variedad con hojas verde Nilo, con manchas oscuras y envés con pilosidad blanca.



B. albo-picta: Begonia de gran porte y muy ramificada. Presenta hojas estrechas en forma de corazón torcido, de color verde con numerosas manchas en un tono blanco-plateado. Sus inflorescencias son colgantes con flores de color blanco verdoso. 



- Híbridos de Begonia corallina: Constituyen uno de los grandes éxitos de la jardinería de los últimos años. Un éxito mundial es la `corallina de Lucerna´, de floración especialmente intensa, y también la `Président Carnot´, que alcanza los 2 metros de altura. Presentan hojas con un moteado plateado e inflorescencias colgantes, de color rosado-rojo.



B. credneri: Begonia ramificada que puede alcanzar hasta los 40-50cm de altura. Presenta hojas con forma de corazón torcido, el haz verde y el envés rojo y piloso. Las flores son de color rosa durante casi todo el año.



B. fuchsioides: Begonia con porte colgante que puede alcanzar hasta 1m de altura. Sus hojas son pequeñas, redondas y torcidas. El periodo de floración es de noviembre a abril o durante el verano, siendo las flores de color rojo.



B. maculata: Begonia parecida a B. albo-picta, pero ésta presenta hojas con manchas de color blanco y con el envés de color rojizo. Sus flores son blancas y rosadas. 



B. scharffiana: Begonia de crecimiento erecto y poco ramificada. Toda la planta está recubierta de una densa pilosidad rojiza. Presenta hojas acorazonadas y torcidas, con haz de color verde oscuro y envés rojo. 



Sus inflorescencias son largas con grandes flores blanco-rosadas. El periodo de floración es desde verano hasta otoño.



B. serratipetala: Es una de las begonias arbustivas más hermosas. Presenta hojas profundamente divididas, con foliolos doblemente dentados, de color verde brillante y con manchas de color rojo intenso. 



Begonias de hojas: Resaltan principalmente por la belleza de sus hojas. Generalmente, este grupo prefiere temperaturas más altas que el resto (18-20ºC durante el cultivo y 15-16ºC durante reposo invernal), pero no tolera la radiación directa del sol. Tampoco tolera la sequedad en el ambiente ni en el sustrato. 



Se incluyen varias especies entre las que destacan los híbridos de Begonia rex:



B. rex: Actualmente esta begonia casi no se encuentra en su forma pura. Era una planta de los bosques de la India Oriental, con gruesos rizomas y hojas ovadas y torcidas, de hasta 30cm de largo. Sus hojas son de color negro-verde metálico con una franja ancha en el centro de color plateado y los bordes de color rojo púrpura. Sus flores rosadas, no muy numerosas pero bastante grandes, aparecían a principios de verano.



Del cruzamiento entre B. rex y la especie importada de Borneo B. diadema, poco cultivada también en forma pura, surgieron los híbridos Rex, mucho más adaptados al cultivo de interior.



B. crispula: Presenta hojas redondas o arriñonadas anchas, de color verde brillante, con el haz asurcado y arrugado. Sus flores son pequeñas con la zona interna de color blanco y la externa rosa.

- B. hydrocotylefolia: Es conocida como “sombrerillo de agua”. Desarrolla troncos terrestres reptantes, de los cuales aparecen hojas carnosas, redondas y con una vellosidad de color rojo en el borde. Los peciolos aparecen en el centro u “ombligo” de las hojas. Sus Inflorescencias son largas y con flores rosadas. 



B. manicata: Destacan las formas de cultivo `Crispa´ y `Aureo-maculata´. Presentan hojas grandes con cilios en los nervios principales. En la parte superior del peciolo foliar presenta una corona de cilios escuamiformes. Sus inflorescencias son altas y presentan flores pequeñas y rosadas. El periodo de floración es de diciembre-enero. En algunos casos, pueden incluso desarrollar frutos.



B. masoniana: Destaca el cultivar `cruz de hierro´. Presenta hojas en forma de escudo torcido, de color verde manzana y con una franja parda que recuerda a una cruz de hierro. Sus flores son de color blanco verdoso. El periodo de floración es en primavera.



A pesar de ambas clasificaciones, todas las plantas del género Begonia presentan las siguientes características comunes:



- Planta monoica, es decir, flores masculinas y femeninas sobre el mismo pie de planta. Pueden encontrarse también variedades con flores hermafroditas. 



Hojas: Asimétricas dispuestas de forma alterna a lo largo del tallo.

Hojas de Begonia


Tallo: Carnoso con varios nudos a lo largo del mismo.



Flores: Las flores masculinas presentan cuatro tépalos variables en la misma flor organizados de dos en dos. En cambio, las flores femeninas presentan cuatro tépalos iguales, los cuales se desarrollan después. Por lo general, las flores masculinas suelen ser más llamativas que las femeninas. 

Flor de Begonia


El periodo de floración comprende desde principios de verano hasta mediados de otoño, aunque algunas especies florecen durante todo el año.

3. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

Los diferentes grupos de begonia tienen diferentes requerimientos edafoclimáticos, pero la mayoría requieren:

- Temperatura: La temperatura óptima para el desarrollo de la planta se encuentra entre 18 y 26ºC. 



Luz: La mayor parte de las especies del género Begonia requieren de abundante radiación difusa pero no radiación solar directa.



- Humedad: Humedad media-elevada. El ambiente debe estar húmedo en todo momento pero sin llegar a saturación.



Sustrato: El mejor sustrato para la mayoría de las begonias consiste en una mezcla de turba, cortezas y arena en una relación 2:2:1 y con buen drenaje. El pH debe encontrarse entre 5,5 y 6,5.



- Riego: Debe realizarse con aguas de baja dureza (pH 4,5-5) a temperatura ambiente. En verano, las begonias en general, se deben regar una vez que el sustrato se quede seco entre un riego y el siguiente. En cambio, B. rex, no requiere que el sustrato quede seco entre riegos.



Durante el otoño-invierno, la frecuencia de riego disminuye y se riega únicamente cuando el sustrato esté completamente seco. En el momento en que las hojas se caen, el riego se anula.



4. PROPAGACIÓN

La propagación en las begonias depende del tipo de sistema radicular que posean:



Begonias de raíz fasciculada: La propagación de este tipo de begonias es casi exclusivamente por semilla. 



La propagación de semilla se debe realizar en los meses de enero y febrero. Se deben distribuir las semillas uniformemente en un sustrato finamente tamizado de turba enriquecida y arena muy fina humedecida y ligeramente comprimida para asegurar el buen contacto de las raicillas al germinar.



La germinación ocurre transcurridos 10-15 días en presencia de luz. Tan pronto como se produce, se debe empezar a pulverizar con una solución nutritiva muy diluida. A medida que va creciendo la planta, la demanda de luz aumenta gradualmente y la de temperatura disminuye hasta los 18ºC durante aproximadamente un mes. Transcurrido este tiempo, se procede al trasplante en macetas o bandejas multilóculos de 8-9 cm, donde se pueden comercializar o bien trasplantar a maceta de 12 cm para venta de plantas individuales.



Begonias de raíz rizomatosa: Aunque se pueden propagar por semilla y por división del rizoma, generalmente se multiplica a través de esquejes foliares (especialmente Begonia rexBegonia masoniana).



Este proceso consiste en dividir una hoja sana en varios segmentos de unos 3cm que deben presentar como mínimo un nervio principal. Otra opción es mediante hojas enteras, a las cuales se les da unos pequeños cortes en los nervios principales y se coloca encima de un sustrato compuesto por turba y perlita. Para el enraizamiento, la bandeja de sustrato debe colocarse en un lugar con luz difusa (nunca con radiación solar directa), humedad relativa constante y temperatura en torno a los 21ºC. 



Transcurrido mes y medio, nacen las nuevas plantas. A medida que éstas crecen, se debe aumentar gradualmente la luz hasta que estén suficientemente desarrolladas para ser trasplantadas.



Actualmente, en B. rex, se están llevando a cabo técnicas de propagación in vitro para obtener con facilidad plantas sanas sin tener que recurrir al costoso mantenimiento de plantas madre. 



Begonias de raíz tuberosa: Se suelen multiplicar por esqueje o división de tubérculos en primavera. 



Este proceso consiste en plantar los tubérculos basales en un sustrato de arena y turba en una proporción 1:1. Posteriormente, se mantienen a 20ºC hasta que la plántula consigue el tamaño adecuado para su trasplante.



Para la germinación de algunos tipos de B. tuberhybrida, puede ser preciso la aplicación de luz suplementaria en invierno. De este modo, se alarga el fotoperiodo y se evita la tendencia de las plántulas a paralizar su crecimiento durante este periodo.



- Casos particulares: 



- Los tipos de begonia “Elatior” y “Lorraine” se propagan mediante esquejes de punta y esquejes de hoja con pecíolo. Cada esqueje puede dar lugar de 1 a 4 brotes adventicios. 



Los esquejes de punta enraízan a 25 ºC en 2 semanas, mientras que los de hoja emplean unas 5 semanas.



- Begonias x hiemalis: Se obtienen del cruce de B. socotrana y B. tuberhybrida. En este tipo de plantas, el sustrato con el que mejor resultados se obtienen es la vermiculita. Se presenta como un buen sustitutivo del agar como material de soporte (Tanimoto y Kagi, 1994). 



La disminución de la temperatura y la aplicación de luz artificial durante los días cortos influye notablemente en la elongación y floración de estas plantas (Grindal, 1994).



La calidad de la luz durante la emisión de etileno utilizada para la reproducción vegetativa es muy importante también. En estudios realizados, se observa que la producción de etileno se puede controlar reduciendo el efecto de envejecimiento mediante la utilización de luces blancas o rojas. Este tipo de luz inhibe la formación de los estimuladores involucrados en la formación de etileno en las hojas (Rudnicki et al, 1993).



5. TÉCNICAS DE CULTIVO

- Poda: Normalmente se aplica una poda de limpieza. En el caso de las begonias arbustivas, que son demasiado altas o que han quedado desguarnecidas en el centro, deben ser podadas intensamente en primavera, antes del inicio de la brotación. 



Por otro lado, cuando el objetivo es obtener plantas de gran porte, se pinzan las flores o las inflorescencias senescentes y se deja que la planta prosiga el crecimiento antes de la venta.



Trasplante: En begonias fasciculadas y rizomatosas, el trasplante se lleva a cabo antes de que las raíces se hayan desarrollado demasiado. La tierra de cultivo ha de ser buena, rica en humus y con buen drenaje.



En begonias tuberosas, normalmente se deja el tubérculo en la maceta durante el periodo invernal. En primavera se planta, dejando la yema hacia arriba en un sustrato ligeramente ácido. Posteriormente, se aumenta gradualmente la intensidad de la luz. Cuando nacen los primeros brotes, se trasplantan cuidadosamente en un sustrato de turba.



Fertirrigación: Durante el periodo de enraizamiento, se deben aplicar abonos completos con microelementos (2g/l).



En el periodo de producción, especialmente en begonias con elevado número de flores, se debe aplicar un abono rico en potasio (K). Normalmente se utilizan abonos comerciales de equilibrio 2:1:2 más micronutrientes y se puede cambiar a un equilibrio 2:1:3 dos semanas antes de la venta.



- Otras: El enriquecimiento de la atmósfera en CO2 (600 ppm) permite incrementar notablemente el rendimiento aunque la respuesta al CO2 difiere mucho según los cultivares.



Durante la senescencia de la planta, se usan inhibidores de etileno para controlar la caída de flores y hojas (Serek, 1994).



6. PLAGAS Y ENFERMEDADES

6.1. Plagas

Mosca blanca (Bemisia tabaci): Se presenta principalmente cuando las temperaturas alcanzan los 25ºC. Los síntomas son manchas amarillas y marchitamiento de las hojas.



Control



Para evitar/prevenir el ataque severo de mosca blanca se deben colocar trampas cromotrópicas de color amarillo en la planta.



Si el ataque es mayor, actualmente se está utilizando la combinación de métodos químicos y biológicos (parasitoides, depredadores o incluso hongos patógenos de insectos) (Fransen, 1994).



- Nematodos (Aphelenchoides fragariae): Las especies fitoparásitas de este género son incapaces de completar su ciclo biológico en el suelo, por lo que se encuentran en hojas, estolones, bulbos y semillas. En begonia, completan su ciclo en las hojas en 10-11 días a una temperatura de 18°C. 



Los síntomas se manifiestan por la aparición de un enrojecimiento internervial, que posteriormente se extiende por toda la hoja. No aparece necrosis. Sin embargo, si se produce un efecto conjunto de dicho nematodo con Xanthomonas begoniae, los daños son mayores, dando lugar a la presencia de manchas necróticas.



Estos nematodos se desplazan por películas de agua sobre las hojas y penetra a través de las mismas por los estomas, picaduras de insectos, etc.



Control



La dispersión del nematodo puede verse facilitada por: salpicaduras de agua, contacto entre plantas, herramientas de poda, etc. 



Para el control se deben aplicar medidas preventivas tales como, la desinfección de todo tipo de herramientas, eliminación de malas hierbas que puedan actuar como reservorio, evitar salpicaduras de agua, etc.



El control químico no resulta eficiente.



6.2. Enfermedades

- Botrytis cinereaEste hongo necesita tejidos heridos o senescentes para afectar a la planta, así como humedad ambiental y temperatura elevada.



Los síntomas pueden aparecer en hojas, peciolo y flores y son fácilmente identificables en campo por su esporulación característica gris y vellosa sobre el haz de las hojas y las flores.



Control



El control de este hongo es muy importante debido a su capacidad para sobrevivir como saprófito. Se debe evitar el exceso de humedad, ya sea disminuyendo la dosis y frecuencia de riego, espaciando las plantas o ventilando. También es conveniente retirar tejidos enfermos, cortándolos a ras de tallo y utilizando herramientas desinfectadas. 



Si el ataque es severo, se recurrirá al control químico. Se recomienda hacer un uso alterno de los diferentes grupos sistémicos de productos autorizados. 



Pythium: Este hongo se transmite mediante el sustrato o agua de riego. La infección comienza a nivel de suelo y se propaga a lo largo del tronco provocando la podredumbre del tejido.



Control



Como medida preventiva se debe usar un sustrato desinfectado y evitar aguas contaminadas.



Si el ataque es severo, se recurrirá al control químico.



Mancha foliar (Myrothecium roridum)



Se trata de un saprófito común que habita en el suelo y que es patógeno de huéspedes susceptibles en condiciones ambientales favorables. Produce conidias en esporodoquios característicos, de aproximadamente 1-2mm de diámetro.



Los síntomas se manifiestan como manchas foliares circulares que posteriormente adquieren formas irregulares de aproximadamente 2,5cm de diámetro. Las lesiones se suelen producir en un punto determinado, pero finalmente se extienden a lo largo de los nervios de las hojas. El centro de la mancha puede tener un color pardo más claro que el borde y la lesión puede ser de color más oscuro en el haz que en el envés de la hoja.



Control



La presencia de esta enfermedad puede prevenirse evitando el exceso de humedad, heridas innecesarias y promoviendo la rápida formación de peridermis en las heridas después de haber recogido los esquejes.



Si se prevé que las temperaturas vayan a oscilar entre 21-27ºC en el momento de la recogida de esquejes, se debe aplicar un fungicida.



Oidio (Oidium begoniae): Este hongo se desarrolla en ambiente seco. Normalmente, no causa la muerte a su huésped, pero las colonias de oidio provocan rápidamente que la planta no sea comercializable.



Los síntomas pueden observarse en hojas, peciolos, pedúnculos y flores. Aparecen manchas blancas en el haz de la hoja, que posteriormente tornan hacia un color amarillento. Dichas manchas se extienden y necrosan con su correspondiente abarquillamiento y muerte de la hoja. En el envés de las hojas se puede observar la presencia de micelio blanco.



Control



Como medida preventiva, la ventilación de la planta resulta favorable para la disminución del potencial de infección, pero no se deben crear grandes corrientes de aire. 



Una vez que la planta está enferma se deben eliminar las partes dañadas de la misma.



Si el ataque es severo, se recurre a la utilización de productos químicos con acción fungicida como el azufre en polvo.



Por otro lado, también se puede recurrir al control biológico, con el hiperparásitoAmpelomyces quisqualis. Normalmente éste actúa mejor combinado con un fungicida.



Xanthomonas campestris pv. begoniaeEs una bacteria que provoca la putrefacción de los esquejes de tallo y de hoja. Cuando el ambiente es muy húmedo, esta bacteria invade el sistema vascular, originando diversas manchas. Son manchas aceitosas en las hojas que se extienden rápidamente. 



Los materiales vegetales infectados son probablemente la fuente más importante de contaminación, pues esta bacteria puede sobrevivir en el follaje durante varios meses antes de que se inicie la enfermedad. 



Control



El control químico resulta ineficiente, de ahí la importancia de llevar a cabo medidas preventivas. Se debe asegurar el estado de sanidad de la planta madre, desinfectar todo tipo de material (herramientas de poda, sustrato, macetas, sistema de riego, etc.), eliminar las plantas con manchas foliares y evitar el manejo de follaje húmedo.



Agalla de la corona (Agrobacterium tumefaciens)



Es una bacteria que forma agallas normalmente en la corona aunque de forma ocasional también pueden aparecer en raíces, tallo o ramas. Las agallas aparecen como pequeñas masas de tejido calloso, que posteriormente se agrandan.



Control



Si el ataque es severo, las plantas afectadas por esta enfermedad se deben desechar. Se tratarán con productos cúpricos y se procederá a la desinfección del suelo con vapor.



El control biológico de la agalla de corona es posible utilizando Agrobacterium radiobacter, cepa K84. 



Virus de la enfermedad bronceada del tomate o Tomato Spotted Wilt Virus(TSWV) y virus de las manchas necróticas del Impatiens o Impatiens Necrotic Tospovirus (INSV).



La multiplicación vegetativa de la begonia ha tenido como consecuencia la perennidad de numerosos virus en la descendencia. No existen virus particulares de Begonia y todos los virus aislados en esta especie son virus ubicuos que se encuentran en otras plantas ornamentales.



Las manifestaciones de estos dos virus son muy semejantes. 



Los síntomas más característicos y graves consisten en manchas concéntricas decoloradas que se necrosan muy rápidamente conduciendo a la desecación de la mayor parte de la superficie foliar. Las flores también pueden mostrar necrosis que compromete su apertura. En ocasiones, se observan deformaciones o una pigmentación acentuada en las hojas. Las plantas enfermas, en su fase juvenil mueren de forma inevitable. 



Control 



Para el control de esta enfermedad hay que luchar contra el trip ya que actúa como vector de estos virus.



Si hay plantas con síntomas sospechosos de esta enfermedad, deben ser desechadas.



Es importante asegurarse de la calidad del material vegetal.



7. COMERCIALIZACIÓN

Cuando la Begonia semperflores se produce en macetas multilóculo para jardinería se comercializa en macetas de 8 cm. Sin embargo, cuando se destina a plantas de interior, la maceta debe ser de 10-12cm de diámetro e individual.



Los tipos "Elatior" y "Lorraine" se comercializan cuando poseen al menos tres flores desplegadas. 



Se deben comprar únicamente plantas saludables, preferiblemente provistas de una funda. Así se evitan daños en las hojas. 



En la fase de comercialización, la Begonia se almacena durante cuatro días aproximadamente, siendo la temperatura óptima de almacenamiento de 10-15ºC.



Fuente: Redacción Infoagro

0 comentarios:

Publicar un comentario