martes, 27 de enero de 2015

El sector aceitero acusa a la distribución de vender a pérdidas


Vista previa
Resumen:
Afirma que compran en la almazara a tres euros por kilo y lo venden por debajo en los hipermercados

Contenido:
Como suele ser habitual en las primeras semanas de enero, el aceite de oliva se ha convertido en el producto alimentario de oferta más importante en el conjunto de la gran distribución, con precios para marcas propias y de terceros por debajo de las cotizaciones de origen en muchos casos. Frente a unos precios medios en almazara en torno a los tres euros por kilo y cifras superiores para los tipos de aceite virgen y virgen extra, casi todas las grandes cadenas ofrecen la posibilidad de adquirir un litro de aceite de oliva por debajo de los tres euros de forma individual en una botella, en envases de ahorro de tres o cinco litros o vía ofertas de varios envases.
El responsable olivarero del sindicado UPA, Agustín Rodríguez, cree que se trata de una clara operación de venta a pérdidas de las grandes cadenas, una operativa difícil de contrarrestar por parte de los productores, que tienen difícil plantear alguna queja sin poner en peligro la relación comercial con el distribuidor.
Estos precios corresponden tanto a marcas de la propia distribución como Auchan. Alcampo a 2,64 euros litro, Hacendado-Mercadona a siete euros garrafa ahorro de tres litros, como a marcas de fabricantes como Deoleo con Hojiblanca a 2,99 euros, Carbonell a 2,59 con la compra de tres litros, Acesur con La Española y Coosur a 2,75 euros, Ybarra a 2,59 o Aceites Toledo con Dintel a 2,85 euros.
La UPA tiene previsto plantear esta semana una denuncia por venta a pérdidas contra Carrefour y advierte sobre la inoperancia de la Ley de la Cadena Alimentaria en cuanto la misma no tiene competencias directas para actuar contra este tipo de actuaciones que afectan negativamente a la producción dañando la imagen del aceite como producto barato.
No salen las cuentas
Un litro de aceite de oliva se puede envasar con solo 0,92 kilos de aceite, lo que supondría un margen de maniobra. Pero a los precios del aceite de oliva tipo lampante en origen, el de mayor utilización, se debe añadir, sin contar el beneficio,unos costes medios por refinado de entre 0,9 y 0,15 euros litro, entre 0,15 y 0,18 euros de todo el proceso de industrialización, costes financieros, botella, tapón, etiqueta, etc, a los que se añadiría el transporte y el IVA del 10%.
A escasas semanas para el final de la campaña se han confirmado las previsiones a la baja de la actual cosecha que los más optimistas sitúan en cerca de las 900.000 toneladas y los más pesimistas no llegan a las 800.000 toneladas, lo que supone menos de la mitad de la cosecha pasada, que fue récord con 1,8 millones de toneladas. Aunque la campaña se inició con un stock de unas 500.000 toneladas los precios han mantenido desde el pasado otoño una línea de incremento por la cosecha a la baja y el hecho de que España marca las cotizaciones mundiales.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario