martes, 27 de enero de 2015

Polifenoles de la patata contribuyen a reducir la obesidad


Vista previa
Resumen:
La investigación inició con el trabajo de Stan Kubow, profesor de la Escuela de Dietética y Nutrición Humana de la Universidad de McGill de Canadá

Contenido:
Una investigación de la Universidad Nacional (UN) y la Universidad de McGill en Canadá, identificó en las patatas criollas altos contenidos de polifenoles, especialmente de ácido clorogénico, que ayudan a reducir la obesidad.
El hallazgo también se dio en patatas amarillas del programa de mejoramiento genético de la Universidad.
Según Teresa Mosquera, profesora de la facultad de Ciencias Agrarias de la U.N., las patatas colombianas tienen altos contenidos de polifenoles, por lo que deben ser materia de estudio en el país.
“Son un alimento barato y hace parte de la dieta básica de la población, por lo tanto conocer en detalle su composición nutricional y el contenido de alimentos funcionales abre un renglón importante para la salud y para la industria”, aseguró la experta.
Este resultado fue una de las consideraciones que se tuvieron para escoger un material de patata amarilla, identificado inicialmente como No. 64, al que luego se denominó como la variedad de patata Criolla Ocarina, nombre que evoca el silbato ancestral de barro de color amarillo intenso y forma redondeada, llamado anteriormente obonuco.
La investigación inició con el trabajo de Stan Kubow, profesor de la Escuela de Dietética y Nutrición Humana de la Universidad de McGill, quien empleó extractos de patata de dos cultivares canadienses ricos en polifenoles, en los que encontró que contribuyeron a reducir la ganancia de peso en ratones alimentados durante diez semanas con una dieta rica en grasa.
El equipo de investigadores repitió el experimento para confirmar el efecto del mismo, tomando otro lote de patatas sembrado en una época distinta y con el que se obtuvo un resultado similar.
Los ratones que recibieron el extracto de patata no ganaron el mismo peso en comparación con aquellos a los que no se les suministró el extracto.
Por su parte, la profesora Mosquera explicó que estos resultados se encuentran en fase de experimentación en ratones y aunque los seres humanos y estos animales metabolizan los alimentos de manera similar, los ensayos clínicos deben hacerse y son necesarios para validar los efectos benéficos y la dosis óptima para hombres y mujeres, ya que sus metabolismos son diferentes.
Se espera, posteriormente, aislar el extracto para poder hacerlo disponible como un suplemento dietético o simplemente como un ingrediente de cocina que se añade a los alimentos.
¿Pero que tiene este extracto?
Contiene una alta concentración de polifenoles, conocidos por su actividad antioxidante, potenciales beneficios para la salud que podrían reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer, ejerciendo un papel protector.
Las principales fuentes de polifenoles se encuentran en las bayas, el té, cerveza, uvas y vino, aceite de oliva, chocolate y cacao, nueces, maníes, granadas, yerba mate, frutos rojos y vegetales.
El equipo de investigación conformado por investigadores de la U.N. y la Universidad McGill, esperan poder escalar los resultados obtenidos con relación a las bondades que ofrece la patata y hacer uso de la gran diversidad que existe en Colombia, para beneficio de la población y, al mismo tiempo, estrechar los lazos entre agricultura y nutrición.
La Universidad, junto al profesor Stan Kubow, viene trabajando desde el 2012 en el proyecto de investigación colaborativa SAN-Nariño, sobre seguridad alimentaria, liderado en Colombia por la Profesora Teresa Mosquera Vásquez y financiado por el International Development Research Center y por el Department of Foreign Affairs Trade and Development de Canadá.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario