lunes, 9 de marzo de 2015

El pistacho, al rescate del olivar


Vista previa
Resumen:
La baja rentabilidad del aceite lleva a los productores a buscar un complemento. El árbol de pistacho se puede plantar entre olivos y multiplica la productividad de la tierra

Contenido:
Las dificultades del sector del olivar, con un descenso en la rentabilidad por la inestabilidad de precios sostenida en el tiempo, ha hecho agudizar el ingenio de los olivareros de Jaén, que han buscado en otro fruto, también ovalado y verde, una solución a sus maltrechas economías.
"Empezamos a buscar complementos hace varios años, visitamos Castilla La Mancha, principal productor de pistacho en España, con más de 4.000 hectáreas, y nos dimos cuenta de que Jaén reúne las condiciones climáticas perfectas para este cultivo, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos", explica Julián Navarro, empresario, agricultor y presidente de la Asociación de Productores de Pistacho del Condado.
"Otra de las ventajas a la hora de decidirnos por el pistacho, es que se utiliza la misma maquinaria para su recolección que en el olivar, por lo que no suponía una nueva inversión en este sentido", sigue Navarro, al tiempo que señala que "se recoge antes que la aceituna, entre septiembre y octubre, por lo que ambas campañas son compatibles".
El último argumento que convenció a los agricultores de la zona es la alta demanda del producto y sus buenos precios, ya que un kilo de pistachos ronda los cinco euros, mientras que el aceite suele estar por debajo de tres.
"Muchos agricultores contaban con un marco amplio y han conseguido plantar entre olivo y olivo, por lo que la misma tierra puede dar el doble de rentabilidad", sigue el presidente de la asociación de Productores de Pistachos, que reconoce también que otros han plantado exclusivamente este cultivo en parte de sus tierras.
La asociación, puesta en marcha formalmente hace apenas un año, ha pasado de contar con 30 socios, a 150. "Este dato da cuenta del éxito de la iniciativa y de la ilusión con la que se está acometiendo", prosigue Julián Navarro, que apunta que a las 70 hectáreas que se han plantado este año, se sumarán otras 100 más en la próxima campaña. Cifras nada desdeñables, ya que "suponen que concentraremos en Jaén la misma producción que otras seis provincias". Y es que Andalucía hasta ahora contaba con apenas 300 hectáreas de pistacho.
"El objetivo ahora es construir una planta procesadora en Jaén para realizar nosotros ese proceso y poder vender el pistacho ya preparado, que tiene un precio que ronda los 8 euros el kilo, y aumentar así la rentabilidad", afirma Navarro.
En cualquier caso, para obtener los resultados que esperan, una producción de unas 200.000 toneladas anuales, habrá que esperar varios años. "Es una apuesta a futuro muy arriesgada", comenta por su parte Ángel Peña, de Pistachos Jaén, y representante de COAG en el sector.
"La baja rentabilidad del olivar y el recorte de las ayudas de la PAC nos han obligado a buscar alternativas, pero hay que ir con pies de plomo porque los experimentos en este sector son muy peligrosos y la tasa de retorno es a muy largo plazo", señala.
Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario