lunes, 23 de marzo de 2015

La cosecha de cereal de invierno subirá en España pero la oferta será menor

Un informe señala que la producción de trigo blando alcanzará 6,3 millones de toneladas (+11 %), la de trigo duro 790.000 toneladas (0,12 %), la de cebada 7,8 millones (+13 %) y la de maíz 3,98 millones (-5,28 %)
Mercedes Salas
La producción de cereales de invierno de España subirá durante la próxima campaña 2015-2016, pero bajarán las importaciones y la oferta total en el mercado será inferior, según un estudio presentado esta semana en Zaragoza por la división europea del banco BTG Pactual.
Según el balance, difundido durante el XIII Encuentro Nacional de Operadores de Cereales, la cosecha nacional aumentará en los campos de trigo blando, trigo duro y de cebada, pero caerá la de maíz. El informe señala que la producción de trigo blando alcanzará 6,3 millones de toneladas (+11 %), la de trigo duro 790.000 toneladas (0,12 %), la de cebada 7,8 millones (+13 %) y la de maíz 3,98 millones (-5,28 %).
Pero, según estas estimaciones, en todos los cereales los aforos sobre la oferta para la próxima temporada son inferiores a los de la actual, al igual que las existencias que quedarían a final de campaña. En el caso del trigo duro, la oferta se situaría en 10,8 millones de toneladas en 2015-2016 (11 millones en la actual campaña) y las existencias finales en 414.000 toneladas (828.000 en la actual); en trigo duro, la oferta será de 1,07 millones de toneladas (1,09 millones en la actual) y las existencias finales de 116.000 toneladas (148.000 en la actual).
En cuanto a la cebada, el estudio establece en 8,3 millones de toneladas la oferta de 2015-2016 (8,7 millones en la 2014-2015) y las existencias finales en 121.000 toneladas (384.000 toneladas en la actual). Respecto al maíz, prevé una oferta de 10,5 millones de toneladas (11 millones en la 2014-2015) y las existencias de fin de campaña en 786.000 toneladas (824.000 toneladas en la actual).
Por otro lado, el informe de BTG Pactual apunta que a escala mundial los precios de futuros sobre la cosecha de maíz son bajos y no incluyen el factor de riesgo correspondiente, porque se trata de cotizaciones para una cosecha aún no sembrada y con muchos interrogantes climáticos.
En cuanto al trigo, la cosecha mundial de la campaña actual ha sido importante, pero de mala calidad, y quedan existencias significativa por comercializar, ya que la oferta ha sobrepasado la demanda, según la misma fuente. Pero menciona dos circunstancias importantes: una el alto riesgo climático por delante, porque los trigos "apenas están saliendo del invierno" y van a necesitar humedad, en particular algún foco en EEUU y Rusia, que requiere que llueva pronto. Otro factor es la situación política en el mar Negro, ya que el conflicto entre Rusia y Ucrania supone una devaluación "considerable" del rublo. Esto implica que el agricultor ruso verá muy buenos precios, pese a los gravámenes de exportación, y que habrá que prestar atención a la política arancelaria de Moscú en los próximos meses.
Fuente:
EFEAGRO

0 comentarios:

Publicar un comentario