sábado, 25 de abril de 2015

Crisis en el sector productor de patata


Denuncian la grave crisis que sufre el sector de la patata, con precios desastrosos en origen y engaños a los consumidores.

Se está vendiendo patata vieja procedente de Francia como si fuera nueva y de España.
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha exigido hoy la puesta en marcha de un plan de emergencia que solucione la grave crisis que sufre el sector productor de patatas en España.

Los patateros denuncian los precios de ruina que cobran por sus productos y los desmanes de la distribución “que abusa de los agricultores y engaña a los consumidores con este producto básico de la cesta de la compra”.

La organización agraria UPA ha denunciado hoy la grave crisis que sufre el sector de la patata en nuestro país, con “precios desastrosos en origen y engaños a los consumidores en el punto de venta”.

Los agricultores hacen referencia a las recientes denuncias de engaños a los consumidores por parte de empresas como Carrefour, Día, Alcampo, Lidl y Mercadona, que están vendiendo patata vieja procedente de Francia como si fuera nueva y de España.
En un encuentro celebrado hoy entre responsables de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de las principales zonas productoras (Castilla y León, Galicia y Andalucía) y miembros del Ministerio de Agricultura, los agricultores han pedido la creación de la Interprofesional de la Patata española, que mejore la situación de la patata en el mercado. Iniciativa que apoya el Ministerio de Agricultura, según los responsables de UPA.
Los agricultores aseguran encontrarse en una situación de emergencia: “hay mucha patata en el campo sin recoger”, afirman. “Los precios son de ruina, hasta de 3 o 5 céntimos el kilo. Así no merece la pena ni cosechar”.
UPA cree que con la creación de una interprofesional se mejorará la vertebración del sector y la posición de los agricultores en el mercado de la patata, aunque han vuelto a protestar por el comportamiento de la gran distribución y les han exigido “responsabilidad” y “apoyo a la patata española”.
Engaño continuado a los consumidores
UPA ha vuelto a emitir graves acusaciones a las grandes cadenas de la distribución por cómo tratan la patata en sus lineales. “Engañan al consumidor y están reventando un sector con grandes potencialidades”, señalan.
Una investigación llevada a cabo por esta organización ha demostrado que desde septiembre hasta abril no se encuentra patata española en los establecimientos, que están copados por patata francesa vieja con meses de conservación en cámara. Esto provoca un descenso de la calidad media de las patatas disponibles para los consumidores que dejan de valorar el producto. “Comemos patata francesa, vieja y de peor calidad, mientras que nuestras patatas no llegan al consumidor español. Es absurdo”, declaran.
En 2013, España importó casi 700000 toneladas de patatas y exportó casi 250000, de una producción de 2,2 millones de toneladas, por lo que somos un país netamente importador. Del total importado por España, en torno al 95% procedió de la Unión Europea, especialmente de Francia. Castilla y León, Galicia y Andalucía son los principales productores.

Según datos de Mercasa, en 2013 los hogares españoles consumieron 1423,9 millones de kilos de patatas y gastaron 1217,9 millones de euros en este producto. En términos per cápita, se llegó a 31,4 kilos de consumo y 26,8 euros de gasto.

Los supermercados e hipermercados aglutinan casi el 60% de la cuota del mercado de patatas.

Fuente: infoagro.com

0 comentarios:

Publicar un comentario