domingo, 12 de julio de 2015

China es líder mundial en la venta de alimentos online


Vista previa
Resumen:
IGD (Institute of Grocery Distribution) proporciona el ranking de países en los que más compras de alimentos online se realizan, situándose a la cabeza China, es el principal mercado tanto en volumen como en crecimiento.

Contenido:
El mercado chino de alimentación por internet mueve casi 41.000 millones de dólares y se espera que en el año 2020 se multiplique casi por cinco, alcanzando los 180.000 millones de dólares, así se indica en el informe proporcionado por IGD, compañía especializada en la investigación de mercados y en asesorar a la industria alimentaria y de bienes de consumo en general, para satisfacer las necesidades de los consumidores.
El IGD (Institute of Grocery Distribution) augura un crecimiento significativo del comercio de alimentos a través de internet en más países, se incrementará en dos dígitos el volumen del comercio electrónico alimentario. De momento, China es líder mundial en la venta de alimentos por internet, y en segunda posición se sitúa el Reino Unido con un volumen de mercado que alcanza los 15.000 millones de dólares, cantidad que se incrementará hasta los 28.000 millones de dólares para el año 2020 según las previsiones.
Según el mapa que podéis ver a continuación, el top 10 de los países que mueven el mayor volumen de ventas de alimentos online está formado por China, Reino Unido, Japón, Estados Unidos, Francia, Corea del Sur, Alemania, Australia, Bélgica y Países Bajos, viendo las previsiones de crecimiento, se obliga a que las empresas inviertan en este canal a fin de poder satisfacer las necesidades de los compradores en línea que evolucionan rápidamente.
Volviendo a China, las ventas de productos alimentarios a través de internet en este país se han disparado, los expertos del IDG explican que está madurando a un ritmo mucho más rápido que en otros mercados, al parecer, el motor de este crecimiento son los dispositivos móviles que cada vez han adquirido mayor importancia entre los consumidores chinos. La mayoría de ventas se realizan a través de portales como Alibaba o Jd.com, dos de las mayores empresas especializadas en el comercio electrónico al por menor y pago en línea. En China los consumidores utilizan cada vez con más frecuencia el comercio electrónico buscando bienes importados incluyendo alimentos, algo que se ve como un lujo asequible. Cada vez es mayor el número de usuarios que quieren comprar a través de internet, así que es normal que se espere un elevado índice de crecimiento.
En mercados más consolidados en la compra de alimentos online, como por ejemplo el Reino Unido, actual número dos en este peculiar ranking, el crecimiento será elevado, lo que obliga a los minoristas a captar y crear fidelidad entre nuevos consumidores, llegando a clientes potenciales sin tener que desplazarse a otro país. Algunas cadenas de supermercados, como por ejemplo Asda, ya han empezado a trabajar en un canal de venta a través de la red y recogida de la compra de alimentos por parte de los clientes en un lugar automatizado que funciona las 24 horas del día, este es un concepto que posiblemente adopten otros minoristas. Esta fórmula de venta está pensada para los clientes que necesitan realizar sus compras después del trabajo y disponen de poco tiempo, sólo tengan que acudir al punto de recogida.
Esta fórmula de venta de alimentos a través de la red y recogida en un punto específico también se está testando en otros países como Bélgica o Australia y parece que está siendo muy bien aceptado. Sobre los datos de ventas, en el Reino Unido el 27% de los consumidores que visitan las páginas que comercializan alimentos hacen sus compras una vez al mes, de ellos, un 11% aseguran que es la principal vía de compra. El IGD explica que los programas de fidelización están ayudando a impulsar las ventas tanto en volumen de gasto como en frecuencia con la que se realizan las compras.
En muchos países se apuesta por la venta de productos alimentarios a través de la red, por lo que las empresas invierten y buscan fórmulas que sean atractivas para los consumidores, la innovación y la entrega rápida contribuyen a impulsar el negocio. En países como Alemania, los minoristas están realizando grandes inversiones en este canal, algunas tiendas descuento como Lidl o Aldi han empezado a invertir en la venta online en áreas especializadas como el vino.
Es lógico que otros países que no aparecen en el ranking sigan la tendencia, como es el caso de España, cuyo crecimiento es bastante lento. A través de este enlace podréis acceder al artículo de IGD.
Adjuntos:

0 comentarios:

Publicar un comentario