domingo, 13 de septiembre de 2015

Amazon se mete de lleno en el servicio de distribución de comida


Vista previa
Resumen:
Ya, en 2007, tenía un servicio de distribución de comida que se llama a través de Amazon Fresh

Contenido:
En un mundo con semejante carga tecnológica, los intermediarios son cada vez más prescindibles. Ahora prima la transacción directa, sin tanta burocracia, algo a lo que le está apostando Amazon desde hace un tiempo, no solo con los drones que Jeff Bezos, su fundador, pretende poner en marcha en breve para poder dejar un paquete donde le plazca sin la mediación de un ser humano, sino ampliando su presencia en el campo de la alimentación.
Ya la tenía a través de Amazon Fresh, un servicio de distribución de comida que puso en marcha en 2007, pero ahora se meterá de lleno en la granja. Lo nuevo es un servicio que el gigante con sede en Seattle pondrá en marcha en California para poder conectar las cosechas con las grandes urbes en un tiempo récord: 36 horas para ser exactos. El objetivo es llevar lechugas, melones, costillas de cerdo o bacalao fresco hasta cualquier punto del sur de California recién salido del horno, como quien dice, en una sociedad con Fresh Nation que esperan expandir hasta el resto del país.
Primero California
Primero será el sur de California, incluyendo Los Angeles y los condados de Orange y San Diego, y después Nueva York para determinar si el experimento funciona. De momento, parecen haber dado un golpe sobre la mesa, poniendo en jaque a unas cuantas compañías emergentes -o start ups- que han invertido fuertes cantidades de dinero para resolver el problema de la entrega a domicilio de comida perecedera.
El gran beneficiado con la operación es el elegido por Amazon, también una 'start up' que echó a andar en 2013 desde Stanford, Connecticut. Es la creación de Tony Lee, un antiguo empresario del comercio digital que comenzó un mercadillo de productos agrícolas en la localidad de Danbury, y que en un año logró reunir una poderosa base de datos formada por otros mercadillos del mismo estilo en otras partes del país.
Antes de recurrir a Amazon, probaron el sistema en California y en la costa este. "Ese era el problema que estábamos tratando de resolver: ¿cómo consigues comida fresca local cada día de una manera tan sencilla como ir a comprarla a un supermercado?", dijo Lee al Los Angeles Times.
Ahora, este empresario sabe que el potencial es inmenso. De la mano de Amazon podrían llegar a millones de clientes que antes tenían como opción el mercadillo local de forma ocasional o lugares selectos como Wholefoods, un supermercado de productos orgánicos, no apto para todos los bolsillos.
Claro que lo de Amazon y Fresh Nation no sería precisamente barato. De momento, ofrecen cestas con una amplia variedad de frutas y verduras por 59 y 39 dólares respectivamente, dependiendo de si es grande o pequeña. Además, el cliente deberá suscribirse a Amazon Prime Fresh por 299 dólares al año, que incluye fruta, verdura, carne y pescado muy fresco y acceso a su servicio de 'streaming'. Proponen, básicamente, un nuevo estilo de vida. Y todo sin salir de casa.

Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario