domingo, 12 de febrero de 2017

El futuro de los aguacates en Perú está puesto en los portainjertos clonales

Si bien la técnica de propagación clonal en aguacate está siendo utilizada hace varios años en plantaciones comerciales de países como Chile, EE.UU. y Sudáfrica. Perú, el nuevo actor en la industria del oro verde, recientemente ha comenzado a incorporarla en sus viveros, con resultados muy positivos.
En Portalfruticola.com hablamos con Omar Díaz, gerente de operaciones de Camet trading, quien nos explicó cómo la empresa, que maneja para la exportación más de 1.800 hectáreas dedicadas al cultivo de paltas Hass, ha ido incorporando esta tecnología y viendo sus beneficios en el tiempo.



                                Plantones clonales de aguacate en el Vivero de Camet trading.


“Tenemos un vivero en Chilca, donde hemos estado experimentando desde hace 5 años, para perfeccionar la técnica de la propagación clonal de plantas, ayudados por 2 viveros grandes, Brokaw nursery en EE.UU.  y el de la compañía Westfalia Fruit en Sudáfrica”.
Según explica Díaz, lo más distintivo entre la propagación de patrones convencionales y la propagación clonal, es que en ésta última, los viveristas logran producir plantas que de manera uniforme poseen características genéticamente superiores, como la resistencia a enfermedades, mayor productividad y tolerancia a la salinidad.
“Esta técnica se usa hace muchos años en otros países y en el Perú. A nivel comercial, nosotros la estamos usando desde hace dos años”.
“Actualmente, tenemos en diferentes zonas alrededor de 10 hectáreas con plantas que han sido producidas con esta técnica. En el 2017, estamos usando la técnica de propagación clonal en el vivero para cubrir cerca de 60 hectáreas, que serían plantadas en el verano del 2018″.


                                               Ventajas del uso de portainjertos clonales

                                                 Huertos madres de aguacate  Hass


Díaz comenta que una de las principales ventajas del uso de esta técnica es que no hay variabilidad genética en el patrón, es decir, el portainjerto clonal es idéntico al patrón madre. También genera un mayor crecimiento radicular en las plantas.

“Hemos visto que el sistema radicular de los portainjertos clonales generan entre un 20% y un 30% más de raíces que el de una planta de semillas. Esto también permite que la planta absorba mejor los nutrientes y el agua, logrando así, un desarrollo mejor y más uniforme durante su tiempo de vida”.
A estas ventajas, Díaz agrega que los calibres también han demostrado ser más uniformes y un poco más grandes, pero un punto importante es la longevidad productiva de los campos, ya que en su opinión, los de plantas de semillas presentan mayor porcentaje de recalce, mientras que en los de portainjertos clonales, es más baja y los campos se vuelven más longevos.
No obstante, Díaz comenta que aún se están haciendo algunos ajustes en los planes de fertilización de las plantas, ya que al absorber más de los nutrientes, “hay que tener cuidado en no usar dosis demasiado elevadas en nitrógeno, para no sobre-vigorizar la planta”.

 

 

Provincia de Pisco primeros resultados

Omar Díaz comenta que la zona de la Provincia de Pisco es la que mejores resultados ha tenido en la experimentación de la técnica de propagación clonal, donde se vio que un campo plantado con el patrón Dusa, a un distanciamiento de 6 x 4, a los 2 años arrojó una producción de 9 toneladas por hectárea y a los 3 años arrojó una producción de 24 toneladas por hectárea.
“Esta es una producción bastante elevada para la edad de las plantas, y se debe también a la buena condición de clima, suelos y agua”.
Díaz realiza esta comparación con un campo con patrón Zutano de las mismas características y edades de las plantas, en el que dio un resultado de 6 ton/has y 15 ton/has, respectivamente.



                                            El futuro: Recambio 100% a plantas clonales

Camet Trading está realizando un plan de recambio en algunos de los campos que maneja, pasando a utilizar sólo plantas clonales. Sin embargo, la investigación continúa, específicamente en la elección de los patrones a utilizar.

“Actualmente estamos trabajando con el patrón Dusa desarrollado por la empresa Westfalia Fruit en Sudáfrica, que es muy productivo, tolerante a Phytophthora y ligeramente resistente a la salinidad, y estamos probando otros patrones Antillanos resistentes a suelos salinos, pero estos aún están en investigación, mientras que Dusa ya se encuentra registrado con patente y está en una etapa comercial”.

Díaz también agrega que la empresa tiene proyectado para el 2018 instalar un campo experimental con patrones clonales de paltas, mangos y cítricos en la Región de La Libertad.
“Además, estamos en etapa de evaluación de terrenos con el prospecto de un campo comercial en esa misma zona”.

Asimismo, Díaz comentó que próximamente la empresa tendría disponibles dos variedades superiores para sus productores, Carmen (de cosecha temprana) y GEM (de cosecha tardía).
La variedad de alta calidad GEM desarrollada por la Universidad de California, es de particular interés para los productores peruanos debido a su constante alto rendimiento por hectárea y cosecha tardía.

La variedad Carmen es una mutación de la palta Hass que produce abundantes frutos de cosecha temprana y mantiene las misma apariencia que la palta Hass.
Tanto GEM como Carmen son variedades registradas y protegidas. Los productores peruanos que las utilizan lo hacen con licencias otorgadas por el vivero Brokaw Nursery de California.

“Nuestro principal interés es darle a nuestros productores las herramientas necesarias para producir más y ampliar las ventanas de producción, más tempranas o tardías, incrementando así la rentabilidad de sus cultivos y mayor disponibilidad de fruta destinada a la exportación”.
Díaz comenta que aunque las nuevas plantaciones de paltas con portainjertos clonales aún no se están produciendo en un nivel comercial importante, el gran salto lo estarían dando el próximo año, donde pasarían a tener mayor disponibilidad de plantas clonales.

“Este año estamos pasando de producir 4.000 plantas clonales por año, a 30.000 plantas clonales. Nuestra meta es llegar en el 2019 a producir 100.000 plantas clonales por año”.

0 comentarios:

Publicar un comentario